Meghan Markle gasta como loca en ropa

Compartir

Aunque algunos ya la conocían como actriz, lo cierto es que Meghan Markle, hoy duquesa de Sussex, no saltó al ojo del huracán mediático hasta finales de 2017, cuando se oficializó su noviazgo y posterior boda con el príncipe Harry.

Relacionada: Conoce el secreto detrás del Cartier Tank de Meghan Markle

Mientras eso sucedía, la joven de origen estadounidense, tuvo el tiempo contado para convertirse en una ‘royalty‘ y dejar de lado su pasado televisivo. De ahí, que hayamos notado un claro cambio en su guardarropa. Y como le sucede a todo el mundo, cuando uno quiere renovar su clóset, sabe que tiene que preparar la cartera…

Así ha sido para Meghan, aunque en este caso, más que su cartera ha dejado casi en ceros su ‘presupuesto real’. No podemos olvidar que, por ejemplo, el bonito vestido de novia firmado por Givenchy y creado por su amiga la diseñadora Clare Waight Keller costó más de 440 mil dólares. El segundo vestido usado en el gran día fue más austero en el precio, pero no es apto para cualquier bolsillo. El bonito modelo de Stella McCartney tiene un precio de 157 mil dólares.

Relacionada: Todo lo que Meghan Markle ha usado (y se ha agotado)

Durante algunos años, el blog de moda UFONoMore.com trabaja en contabilizar cuánto dinero gastan en ropa las figuras más representativas de la realeza. Y 2018, sin duda, ha sido el año de Meghan Markle.

Captura de pantalla 2019 01 10 a las 16.22.12 - Meghan Markle gasta como loca en ropa

Y eso que sólo se ha contabilizado las piezas identificadas, es decir, las prendas que las creadoras del blog saben que pertenece a uno u otro diseñador. Además, tampoco se han incluido los vestidos de novia de la duquesa de Sussex por lo que estaríamos hablando de que la esposa del príncipe Harry se ha debido de gastar más un millón de dólares en ropa durante 2018.

Como dato curioso, es necesario mencionar que la realeza británica no tiene permitido aceptar regalos o préstamos por lo que todo lo que lucen sus altezas lleva un ticket de compra. Hasta el momento, la prensa británica no ha filtrado qué opina el Príncipe Carlos, administrador del presupuesto en vestuario de la joven, pero de seguir gastando en prendas firmadas por Dior, Chanel o Prada, no sabemos qué sucederá en Kensington.