Las creaciones más excéntricas de Karl Lagerfeld

Compartir

Es bien sabido que Karl Lagerfeld era un genio creativo. Supo revolucionar Chanel desde que tomó el mando en 1983, le dió un giro inesperadamente fresco a la casa y, desde aquel entonces, la Maison se convirtió en un sinónimo de elegancia moderna.

Relacionada: Así se despide el mundo del Káiser a través de las redes

Lagerfeld sabía que para volver a Chanel una casa vigente, de cuando en cuando, había que dar de qué hablar, es por ello que algunas de sus creaciones se salieron del status quo para dar lugar a la polémica y extravagancia.

Aquí te presentamos algunas de las más comentadas.

Su vestido de novia/traje de baño

New Project 29 1024x683 - Las creaciones más excéntricas de Karl Lagerfeld

El último desfile de Lagerfeld no sólo se volvió viral porque el diseñador no estuvo presente, también por la prenda que cerró el show: un bañador con pedrería que, con un largo velo, se convertía en una exótica prenda para llevar a una novia al altar.

El bolso gigante

karl5 1024x683 - Las creaciones más excéntricas de Karl Lagerfeld

Durante la Semana de la Moda de París en 2015, el Káiser hizo a un lado el clásico clutch de Chanel para abrir paso a un gigantesco bolso blanco cuyas azas tomaban forma de aros.

Reviviendo a María Antonieta

karl6 1024x683 - Las creaciones más excéntricas de Karl Lagerfeld

El resort 2013 de Lagerfeld fue todo un hito y es que entre colores pastel, plataformas y pelucas cortas, el diseñador trajo un versión neo de María Antonieta. Incluso se tomó la licencia de ponerse político, pues su desfile coincidía con el ascenso de François Hollande a la presidencia de Francia.

Relacionada: El secreto de por qué Karl Lagerfeld nunca se quitó sus lentes y guantes

Tom boy para las novias

karl7 1024x683 - Las creaciones más excéntricas de Karl Lagerfeld

Aunque hoy en día los trajes sastre están de vuelta para las mujeres, en 2014 Karl Lagerfeld vio el futuro y se atrevió a diseñar un ‘traje de novia’. Un maravilloso conjunto blanco llevado por Kendal Jenner cuyo velo no caía desde su peinado -completamente andrógino-, más bien se colocó como una capa que se extendía desde los hombros.