Dolce & Gabbana nos enseña cómo arruinar el show más grande de la historia

Compartir

Más de 300 looks, números musicales de algunas de las estrellas más populares de Asia y alrededor de mil invitados prometían hacer al Great Show que Dolce & Gabbana llevaría a cabo en China uno de los más grandes en la historia de la moda. Sin embargo, después de que la casa italiana generara controversia en redes sociales, el Departamento de Cultura de Shanghai decidió poner un alto al espectáculo y decirle a la firma: arrivederci!

Relacionada: Multimillonarios en China prefieren a mujeres guardaespaldas

El show, que estaba programado para el 21 de noviembre, comenzó a derrumbarse tan solo unos días antes. Todo comenzó cuando Dolce & Gabbana compartió una serie de videos en redes para promover el desfile que pronto se volvieron virales por las razones equivocadas.

En los anuncios se muestra a una modelo oriental intentando comer platillos italianos tradicionales con palillos mientras una voz masculina la guía. Usuarios de la red social china, Weibo, criticaron a los promocionales por sus tintes racistas y misóginos. En tan solo unas horas, la molestia se había esparcido por el mundo entero y algunas celebridades incluso comenzaron a declinar su invitación al show.

Aunque la publicidad fue un golpe duro para el espectáculo, éste no fue el factor decisivo que ocasionó su cancelación. Después de que Dolce & Gabbana retirara los contenidos ofensivos de las redes chinas, el escritor y crítico de moda, Michael Phuong, enfrentó a Stefano Gabbana con un mensaje directo en Instagram. Para sorpresa de Phuong, Gabbana defendió el contenido e hizo una serie de comentarios denigrantes a China y su cultura que Phuong no podía dejar pasar inadvertidos. 

Después de compartir su conversación con el diseñador al público, una ola de apoyo internacional respaldó a Phuong y desencadenó miles de críticas tan solo unas horas antes de que la primera modelo caminara por la pasarela. Aunque Dolce & Gabbana y Stefano declararon en redes sociales que sus cuentas habían sido hackeadas y los mensajes ofensivos no habían sido enviados por ellos el daño ya estaba hecho.

Relacionadas: Este hotel de lujo en China contrató a una robot como su anfitriona

Hacker o no, la controversia y disgusto que generó Dolce & Gabbana fue suficiente para que China les prohibiera llevar a cabo su Great Show. A la marca no le quedó más opción que aceptar la decisión y lamentarse en redes por no poder llevar a cabo su sueño de llevar a cabo un “tributo dedicado a China” a la realidad. En un video difundido en Youtube, Domenico Dolce y Stefano Gabbana añadieron una disculpa a China por haber malinterpretado su cultura y prometieron que una situación así nunca se repetirá.