A partir de este año, Amazon comenzará a vender accesorios y ropa de lujo

Amazon finalmente se prepara para llegar a la pasarela. Después de años de planificación, el gigante digital presentará en 2020 una gama de ropa y artículos de lujo que incluso podría contar con etiquetas de diseñadores de renombre.

Según los informes de WWD, Amazon debutará una sección de compras de lujo con reconocidas marcas de moda en algún momento de la primera mitad de este año.

Las fuentes le dijeron al periódico que el proyecto comenzará pequeño y se limitará exclusivamente a Estados Unidos antes de experimentar con otros territorios. Hasta el momento, Amazon ha reclutado 12 marcas para unirse a la empresa, las cuales se presentarán de una en una. Se dice que la compañía también está reclutando activamente más marcas. (Una portavoz de Amazon le dijo a Robb Report que no podía «comentar sobre rumores o especulaciones»).

Entonces, ¿qué marcas podrían estar entre la docena inicial que participa en la gran aventura de moda de Amazon? La mayoría de las etiquetas de lujo son propiedad de grandes conglomerados, que protegen cuidadosamente a sus marcas. Según informes, Amazon se acercó a LVMH, pero este rechazó su propuesta, ya que el gigante Louis Vuitton, y propietario de Dior, ya opera su propio sitio de comercio electrónico multimarca, 24 Sèvres.

Amazon es famoso por controlar cuidadosamente el diseño de su sitio, pero perderá este poder con cada una de las marcas respectivas. Aparentemente, cada marca controlará el aspecto y las ventas de su propia tienda. Sin embargo, los diseñadores aún podrán aprovechar la formidable red de envío de Amazon y su tecnología, incluida la recopilación de datos.

«Han estado estudiando el lujo desde al menos 2012», dijo a WWD Julie Gilhart, consultora principal y ex directora de moda de Barneys. «Dada la forma en que van las cosas con los otros sitios grandes como JD.com con Toplife y Alibaba con Tmall, un movimiento como este no me sorprendería». Todos los sitios que Gilhart mencionó son contrapartes chinas de Amazon.

Este experimento se produce en un momento interesante para la industria de la moda, ya que las empresas en línea que antes eran innovadoras – Net-a-Porter, Farfetch – han comenzado a adoptar prácticas más convencionales, tales como las rebajas drásticas. Se rumorea que Amazon tiene un presupuesto de 100 millones de dólares para este proyecto, aunque Robb Report no pudo confirmar ese número de forma independiente.

Una cosa es segura: la famosa ambición de Jeff Bezos, y sus bolsillos profundos, probablemente harán de Amazon un jugador formidable en el comercio minorista de moda de lujo una vez que se lance esta propuesta.

Nota publicada anteriormente en Robb Report por Martin Lerma

Pixel Pixel