Un total de 5,000 foodies disfrutaron del exitoso regreso de Food & Wine Festival

El fin de semana del 12 y 13 de noviembre, Campo Marte fue el escenario de uno de los eventos más celebrados en los Estados Unidos, que cumple su segunda edición en México: Food & Wine Festival, organizado bajo el paraguas editorial de Food & Wine en español y BLM.

Food & Wine Festival recibió durante ambas jornadas un total de 5 mil personas, en los 8 mil metros cuadrados de escenario gastronómico.

El producto local y los chefs nacionales e internacionales fueron protagonistas, más que nunca, de este evento que presenta las nuevas tendencias culinarias, los productos gourmet y las aperturas de nuevos restaurantes en México, pero también integra más contenido de estilo de vida relacionado con la comida, el vino y el bienestar.

Las experiencias gastronómicas permitieron a los asistentes interactuar con marcas, chefs, mixólogos, sommeliers y expertos en productos gourmet.

¿Cómo se vivió el Food & Wine Festival?

Llegamos al acceso principal de Campo Marte para recoger nuestras pulseras y entrar en un mundo de aromas y sabores internacionales soberbio. Lo primero que llamó nuestra atención fue el mundo de fuego donde chefs como Marcelino Castro de La Cabrera, César de la Parra de Emilio y Grupo Carolo, Israel Arétxiga de Zeru o Pedro Martín de Bulla prepararon las mejores carnes, pescados y mariscos a las brasas y arroces con todas las combinaciones.

Era temprano, así que acompañamos un arroz con conejo del tinerfeño Pedro Martín con una cerveza Bohemia, que fue la cerveza estrella del festival.

Anunciaron el inicio de las master classes y tuvimos que decidir entre asistir a una demo de cocina japonesa de la chef Miriam Moriyama de Yoshimi, una interesante cata comparativa del aceite de oliva Premium Olive o disfrutar de las recetas en directo de Emilio Landeros, de Endémica y Alejandra Navarro y Ernesto Hernández, de Botánico. Después continuaron algunas sensacionales demostraciones culinarias de los chefs Iván del Razo, con un maridaje delicioso de Chateau Domecq rosado, y de Matías Gallegillo, chef del hotel W Mexico City.

Un paseo por el Garden nos permitió saludar a los maestros Gerardo Vázquez Lugo, Lula Martín del Campo, Julián Martínez, Abel Hernández, Vicente Torres, Billy Maldonado, Pepe Salinas y Somsri Raksamran, entre otros.

Entre copa y copa, pudimos probar sus platillos y los quesos de De Europa con Amour, así como las creaciones más innovadoras con productos como USMeat, El Sargazo, Ingredienta, Better Balance, Jamat.

El mundo líquido estuvo bien representado con referencias mexicanas de Monte Xanic, Santo Tomás, Fraternidad, LA Cetto, Domecq y otras internacionales distribuidas por Clímats, Cavas del Mundo, Bodegas Alianza o Vinos Wagner.

Los destilados no faltaron, cocteles preparados con las marcas favoritas como The Botanist, Remy Martin y Roku hicieron su aparición, además de licores nacionales como Abasolo, Nixta, Mezcal Mitre, Ojo de Tigre o Campante, donde descubrimos que siempre un sorbo es suficiente para disfrutar México.

Cada día pudimos probar el menú degustación que nos regalaron los estadounidenses Bob Broskey de Las Vegas y Ope Amosu de Houston, donde confirmamos que podemos viajar a Italia o África con un bocado, mientras maridamos con los vinos californianos de Vinos Wagner. Otros grandes menús fueron los que elaboraron magníficamente los chefs Mate Zorrilla e Irving Cano, así como una comida en conjunto entre otros de nuestros Best New Chefs Odín Rocha, de Mezcal, y Emmanuel Prieto y Chris Domit, los genios detrás de Taverna, ambos maridados con Chateau Domecq.

La tarde la dedicamos a disfrutar de las dos carpas VIP, donde los invitados exclusivos de MasterCard y BMW (patrocinadores oficiales del evento junto a Bohemia), pudieron vivir experiencias como el corte del jamón con Tibérica, catas de ostiones y almejas con Pablo Ferrer de El Sargazo y las burbujas más divertidas de Chandon: Spritz Garden.

Definitivamente, el Food & Wine Festival es un evento gastronómico que será de los más esperados en la agenda de los foodies y profesionales de la gastronomía de nuestro país y más allá.

Pixel Pixel