Tips de los expertos para aprender a maridar tus platillos con mezcal

mezcal

“Para no comer mal, mezcal, y para digerir bien, también”. El destilado de moda en México está pasando de las barras de los bares al centro de las mesas de los restaurantes como una gran opción para maridajes, sobre todo, con comida mexicana, y un excelente digestivo, a la vez.

A pesar de su sabor ahumado y su elevada graduación alcohólica que pudieran parecer un poco fuertes, la bebida de los dioses es sumamente noble y versátil, capaz de las más inesperadas combinaciones.

Por ello, retomamos de los expertos, es decir, los fabricantes, algunos de sus consejos sobre cómo y con qué platillos maridar este brebaje mágico llamado mezcal.

Cómo maridar el mezcal

A manera de un primer acercamiento, la marca de mezcal Cómplice recomienda maridar esta bebida con platillos típicos de la cocina nacional.

Y es que si bien este destilado combina con gran variedad de sabores, los platillos tradicionales son los principales que deben acompañarse con este exquisito destilado. La mayoría de estos incluyen en su receta condimentos que a la hora de mezclarse con el mezcal hacen la mancuerna ideal.

Foto: Señorío Mezcal

Por otro lado, Señorío Mezcal nos brinda tres tips infalibles para que descubras la armonía perfecta entre el mezcal y los platillos que tanto disfrutas:

Identifica sabores similares

Encontrar gustos que vayan en la misma dirección, pueden llevarte a potencializar sabores y aromas, logrando una combinación ideal. Si tu destilado tiene notas cítricas, puedes buscar un platillo elaborado a base de naranja o que en su preparación cuente con algún ingrediente similar.

No te limites en las posibilidades

También puedes hacer un maridaje por contraste, acoplando sabores, que, aunque sean totalmente distintos se complementen entre sí. Esta combinación se ha impulsado como parte de la cocina de autor con la intención de integrar mezclas que podrían sonar descabelladas, pero que en el paladar crean una explosión de sabores.

La única regla en esta opción es que nunca se opaque el sabor de la bebida con el platillo, ni viceversa, sino más bien que se complementen y logren la Armonía Perfecta.

Conoce tu bebida

Las variedades de mezcal podrían ser infinitas, desde el tipo de maguey con el que se elabora, hasta las notas de sabor que al identificarlas te ayudarán a elegir mejor con que platillo acompañarlo. 

Los expertos de Mezcal Creyente coinciden en este punto y ponen el foco en identificar los tipos de agaves de los que proviene la bebida, ya que cada maguey tiene propiedades organolépticas distintas entre sí:

De esta forma sugiere que el mezcal marida con cualquier alimento graso por su carácter cítrico que ayuda a limpiar el paladar.

Asimismo, recomienda combinar alimentos salados con mezcal proveniente de la variedad Tobalá, cuyas notas frutales contrastan con la sal. Ésta también crea una inigualable armonía con los sabores dulces.

Para el picante, lo mejor es buscar un mezcal que provenga de la variedad Espadín, cuya suavidad ayuda a neutralizar las notas picantes.

Al final, las reglas del maridaje no son absolutas y los sabores correctos son los que a ti te gusten. Pero la idea es que te arriesgues, pruebes, experimentes y encuentres la combinación perfecta. Estos tips te pueden dar una guía de por dónde acercarte.

Pixel