Tequila Tesla, el destilado que surgió de una broma de Elon Musk, y ahora es una una exitosa realidad

Es bien sabido que Elon Musk tiene un talento nato para escribir tweets que llamen la atención: desde bromear sobre la quiebra de Tesla hasta hablar sobre recortes en el precio del Model S, sin embargo, el dueño de Tesla acaba de hacer realidad lo que fuera una broma difundida por esta red social, en 2018, en el marco del Día de los Inocentes: el Tequila Tesla o en sus palabras el ‘Teslaquila’.

La primera vez que el CEO mencionó esta bebida fue el 1 de abril del 2018 como parte de una serie de bromas de April Fool. Más tarde, para octubre del mismo año, el fabricante de autos eléctricos ya había presentado una solicitud ante la Oficina de Patentes y Marcas de EUA para registrar la marca ‘Teslaquila’.

Fue durante la semana pasada que el fabricante de autos lanzó en su sitio web la botella de Tequila Tesla, sólo para Estados Unidos, con un precio de 250 dólares.

El destilado, que no se llama ‘Teslaquila’, viene embotellado como era de esperarse en un envase de vidrio soplado con forma de un rayo en un soporte de metal con el logo de Tesla.

El Tequila Tesla es un exclusivo añejo de agave 100% premium creado en lotes pequeños y con origen sostenible. Contiene un 40% de alcohol y se envejeció durante 15 meses en barricas de roble francés. Presenta notas de frutos secos, vainilla ligera y un final equilibrado de canela y pimienta.

Desafortunadamente, a partir del viernes de la misma semana de su lanzamiento, en el sitio web se informaba que el tequila ya se encontraba ‘temporalmente agotado’, lo cual no impidió que algunos lograran hacerse de su botella a través de revendedores, eso sí, con un premio mucho más elevado.

Tequila Tesla

El sitio web también señaló que los envíos comenzarán a finales de 2020 por lo que bien podrá pasar con un regalo de navidad o año nuevo.

No cabe duda de que lo que Elon Musk toca, o más bien crea, está destinado al éxito.

Aún no sabemos si habrá un nuevo lote de tequilas, mientras tanto están circulando algunas escasas botellas que se convertirán en piezas de colección.

Pixel Pixel