¿Cómo pasó Rolls-Royce de fabricante de autos a productor de miel?

Rolls-Royce

Hace más de un mes que la marca de lujo Rolls-Royce cerró su fábrica de automóviles en Reino Unido, pero mantiene activa otra dulce línea de producción que no muchos conocían.

Sí, por increíble que parezca, el fabricante inglés de mayor tradición y abolengo en UK tiene otro negocio, para nada relacionado con el mundo automotriz, pero eso sí, también muy exclusivo y significativo.

Rolls-Royce, productores de miel

Hablamos de un apiario con alrededor de 250 mil abejas que producen la miel más lujosa del mundo, desde la localidad de Goodwood, en West Sussex.

Allí Rolls-Royce cuenta con seis colmenas que en su mayoría llevan el nombre de algunos de sus modelos de cuatro ruedas más famosos (Phantom, Wraith, Ghost, Dawn y Cullinan).

Rolls-Royce

La sexta colmena ha recibido el nombre de la pequeña escultura que adorna el capó de los Rolls-Royce: El Espíritu del Éxtasis.

Todas están hechas de madera inglesa tradicional y cuentan con una placa de acero inoxidable pulido, hecha a mano en el taller de la firma automotriz.

El sentido ecológico

Creado en 2017, el Apiario de Goodwood es la respuesta de Rolls-Royce Motors, propiedad del Grupo alemán BMW, a la amenaza real a la que se enfrentan las abejas que son los principales insectos polinizadores de las numerosas especies de árboles y plantas.

Una medida más ecológica que económica que se suma a otras acciones sustentables de la empresa.

Rolls-Royce

“Nuestros edificios sostenibles, estanques termales, sistemas de gestión de aguas pluviales y refugio de aves silvestres ya han convertido al Hogar de Rolls-Royce en Goodwood en una de las instalaciones de fabricación más ecológicas del Reino Unido. A través de este proyecto, que aprovecha la biodiversidad de nuestro sitio, incluido nuestro enorme techo vivo, estamos haciendo una contribución importante para conservar la vital población de abejas de Gran Bretaña”, dijo Richard Carter, Director de Comunicaciones Globales de Rolls-Royce Motor Cars.

Cómo conseguir la miel de Rolls Royce

La marca lleva ya tres temporadas produciendo esta deliciosa miel que es exclusiva para sus invitados.

«Sirve a los invitados de la marca, incluidos los clientes que comisionan sus automóviles en la suite Atelier de la compañía», se explica.

Esto quiere decir que habría que gastar por lo menos unos 300 mil dólares en un automóvil Rolls-Royce para poder, literalmente, disfrutar de las mieles del éxito.

Pixel Pixel