Rabbit Hole tiene el bourbon de edición limitada perfecto para el otoño

Relativamente nueva, Rabbit Hole es la destilería creada por Kaveh Zamanian en Louisville que con espíritu innovador y la ambición de hacer un producto que destaque del cada vez más creciente mercado del whisky de Kentucky ha creado Raceking.

Con etiquetas como Heigold Bourbon, Cavehill, Boxergrail Rye, Darering Bourbon, Zamanian entró al mercado de la alta gama con Raceking, nombrado en honor a la larga tradición de carreras de caballos de Kentucky.

Rabbit Hole y su nuevo bourbon Raceking

El bourbon usa cinco granos: maíz, centeno, centeno malteado, trigo malteado con chocolate y cebada malteada con chocolate. El trigo y el centeno malteados vienen desde Alemania, la cebada de Reino Unido y el resto de los cereales se cultivan en el país.

Aunque leer chocolate en uno de estos granos nos trae a la mente este sabor, la realidad es que se trata más del efecto de los granos malteados en un whisky. El ‘chocolate’ en el nombre se refiere al color oscuro que adquiere el grano después de ser tostado, lo que a menudo se traduce en sabores mucho más profundos de cacao y chocolate.

En realidad, la malta de chocolate se usa a menudo para hacer cerveza fuerte, incluso hace un par de años la destilería escocesa The Balvenie lanzó una malta simple de 26 años hechos con este tipo de cebada.

Los sabores de Raceking se manifiestan en el paladar y especialmente en el final, donde las notas de cacao oscuro se entremezclan con un persistente sabor picante. También se encuentran notas de tabaco, cerezas secas, higo, vainilla y nuez tostada, sabores que van bien con la temporada otoñal.

Raceking no es precisamente una declaración de edad, pero tiene al menos cuatro años, además no se filtra en frío y se embotella con una fuerza de barril de 109.2. La botella está limitada a solo 1,365 ejemplaras con un precio de 295 dólares cada una.

Pixel Pixel