¿Qué tiene de especial la nueva edición del mezcal de Las Garrafas?

Artesanía y tradición son cualidades que están contenidas en partes iguales en esta edición especial de mezcal Las Garrafas.

Dicen por ahí que “para todo mal, mezcal; para todo bien, también”. Y si vas a beberlo, merece la pena que sea uno puro, ensamblado con los mejores ingredientes y fiel a las técnicas ancestrales de destilación. Así es la oferta de Las Garrafas.

San Pablo Huixtepec, Oaxaca, fue la cuna de la edición Serpiente Rosada —curada por el maestro Fortino Ramos—, una celebración de la marca a la comunión del mezcal con la tierra. Sus sabores a madera ahumada, tabaco y hierbas silvestres se apoderan de la boca tal como haría una víbora fina y veloz.

Todo el proceso de este mezcal honra la manufactura tradicional: los mejores agaves de Tobalá se machacan a golpe de mazo en canoa de encino, se preparan en un horno cónico bajo tierra con piedra azul de río, se fermentan ocho días de manera natural con agua de pozo en tinas de madera y se destilan doblemente en alambique de cobre, un complejo procedimiento que lo ha hecho ganar los premios más importantes a nivel mundial de destilados.

Por todo ello, Serpiente Rosada es, además de un mezcal notable, una ocasión para disfrutar los sabores de la tierra y la celebración de la vida.

La marca de mezcal más premiada del mundo

Con un destilado hecho de manera artesanal, envases realizados por alfareros mexicanos  y producciones limitadas a cierto número de piezas, diversos galardones internacionales han sido adjudicados a este mezcal.

Entre los que destacan los de International Wine and Spirit Competition y el Concours Mondial de Bruxelles, han posicionado a Las Garrafas como la marca de mezcal más premiado del mundo, por lo cual, la elección de los mejores ingredientes para la elaboración de cada uno de sus productos, así como el proceso artesanal que se sigue para su fabricación, son imprescindibles.

Pixel Pixel