Oro, champagne y trufas negras algunos ingredientes de las papas fritas más caras del mundo

Si te encantan las papas fritas y tienes un poco de cambio de sobra, o más bien dicho cientos de dólares que gastar, el icónico restaurante Serendipity3 ubicado en Nueva York tiene justo lo que necesitas: las papas fritas que rompieron el récord de ser las más caras del mundo.

Justo a tiempo para celebrar el día nacional de las papas fritas, el director creativo y chef de Serendipity3, Joe Calderone, y el chef ejecutivo Frederick Schoen-Kiewer, crearon las papas ‘Creme de la creme Pommes Frites’ con un valor de 200 dólares.

¿Qué las hace tan especiales?

 El platillo comienza papas Chipperbeck premium que son escaldadas con champagne Dom Perignon ý vinagre de champagne Ardenne francés J. LeBlanc. Una vez que las papas ya están cocidas se cocinan en tres ocasiones en grasa de ganso que viene de gansos criados del suroeste de Francia ¡oh, lala!

Una vez que las papas obtienen ese crujiente que tanto amamos se cubren con queso, un Crete Senesi Pecorino Tartufello hecho con leche de ovejas que pastan en las colinas Crete Senensi, se salpican con trufas negras recolectadas en los valle y bosques de Volterra y Miniato, para acentuar el sabor se cubren con trufa negra de Umbría.

Y, ¿qué sería de unas papas fritas sin salsa de tomate? Aunque en este caso no será de tomate, sino una salsa Mornay hecha con crema de ubre orgánica de vacas Jersey, mantequilla de trufa negra y reclette suizo trufado gruyere servido en un tazón de cristal de Baccarat Arabesque.

Y como para este punto no hay ideas demasiado extravagantes, al platillo se le agrega un toque brillante rociándolas con polvo de oro comestible de 23 quilates.  

La elegante y lujosa creación fue llevada a libro de récord Guinness, aunque no fue la primera vez que el restaurante neoyorkino figura entre sus páginas, también tienen el récord del batido, el sándwich y el postre más caro, ¿será que vendan muchas de estas creaciones?

Pixel Pixel