No vas a creer cuánto cuesta el pastel de boda más caro del mundo

Compartir

Solamente en Dubai podría darse una excentricidad de este tipo: el pastel de boda más caro del mundo.

Impresionante, de entrada, por su diseño, que emula la forma de una novia de tamaño humano, con 1.80 metros de altura y un peso de 120 kilogramos. Comestible de pies a cabeza a los pies con 2,000 flores y 1,000 perlas sobre el vestido.

Relacionada: Descubre el restaurante que rechazó tener tres estrellas Michelin

Sin embargo, lo que realmente hace tan cara esta delicia e incrementa su excentricidad es que lleva incrustados cinco diamantes blancos, cada uno, con un valor de 200 mil dólares aproximadamente.

Así que, haciendo cuentas, resulta que esta belleza de pastel tiene un costo superior al millón de dólares.

Su diseñadora, la británica Debbie Wingham se llevó con esta propuesta todas las miradas en el Bride Show de Dubái.

Y confesó que para la preparación de este postre tardó alrededor de 10 días y utilizó cerca de 1,000 huevos, 20 kilos de chocolate y 50 kilos de fondant.

El origen del pastel de boda

El pastel es uno de los elementos más emblemáticos de las bodas. Se dice que su tradición nació en la antigua Roma, como una práctica que más tarde se convertiría en una costumbre.

En aquel entonces se colocaba un pan sobre la cabeza de la novia y se rompía sobre ella como símbolo de fertilidad. Tras esto, los invitados debían recoger las migas, pues eran consideradas de buena suerte.

Relacionada: Tres gafas de Cartier que sólo un verdadero gentleman debe tener

Alrededor del siglo XII esta tradición evolucionó en Inglaterra, donde los invitados llevaban pequeños pasteles que se iban amontonando en una torre. Luego entonces, los novios se besaban sobre el pastel y finalmente repartían porciones a los invitados.

Actualmente, la tradición tiene como fin compartir un trozo del pastel de boda con los invitados, lo que está relacionado con las ganas de brindar y transmitir buena suerte hacia los novios.

Aunque eran de color blanco o marfil, actualmente existen distintos estilos de pastel de todos los colores y sabores, hasta llegar, incluso a excentricidades como la presentada en Dubai.