Maison de Famille, el rincón culinario que debes visitar si estás en CDMX

Compartir

No son pocos los buenos restaurantes en Ciudad de México. En especial, los que se encuentran en San Ángel, al sur de la ciudad. Entre casonas antiguas que encierran el abolengo que un día tuvo la zona se encuentran también algunas de las mejores cocinas de la capital.

Relacionada: Domi & Kry: un nuevo espacio de relajación en San Ángel

A la oferta se le suma Maison de Famille San Angel. Ubicado en una espaciosa residencia construida en 1946-47 por el famoso Arquitecto de culto Manuel Parra. Cuenta con dos pisos, patio interior y está rodeada de un hermoso jardín.

Su cocina está dirigida por los Chefs José Luis Osorio y Alexis Preschez. Ambos trabajan bajo la atenta mirada de François Avernin y el resultado es una espectacular cocina francesa con un twist muy especial para deleitar los paladares mexicanos más tradicionales.

Su menú cuenta con delicias de la talla de salmón ahumado, calamares, tagliatelle frescos, salchichas caseras, lentejas Lyonnaise… Como era de esperar, no podía faltar la sopa de cebolla gratinada. Un platillo obligado si es la primera vez que visitas el lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, la carta se complementa con 20 sugerencias que van cambiando cada día. Propuestas creadas todas con productos orgánicos del rancho y de temporada donde no faltan ciertos toques de creatividad e innovación con platillos nacidos de la inspiración de la cocina para sorprender al comensal.

Como era de esperar, esta variedad de platillos exige una cava a la altura. Algo que Maison de Famille San Angel logra con mano diestra gracias a las más de las 80 etiquetas de los mejores vinos con las que cuenta su cava. Caldos españoles, mexicanos, franceses y sudafricanos lograrán un maridaje perfecto.

Relacionada: Cuatro formas de probar quesos europeos en Bowie Cocina de Humo

Se te hará la boca agua al ver todo el menú, pero nuestra recomendación es que busques dejar espacio para el postre. Delicias como el mil hojas de temporada, la tartaleta de limón y merengue o el crujiente de avellanas serán el broche de oro para darle fin a un banquete digno de los dioses. 

Pero la oferta no queda ahí, el lugar busca ser también un referente en desayunos. Si al espectacular patio con el que cuenta el restaurante le sumas delicias de la talla de parfait de frutos rojos, granola y yogurt, omelette al emmental francés, brioche surprise à la bénédictine con bacon, le pain français de brioche marmoleada y frutos rojos, o huevos perfectos en meurette al vino tinto y su toast; Maison de Famille se convierte en una parada obligada estés o no en San Ángel.