Las balas que debes usar para mantener tu whisky bien muerto

Sí, ponerle hielo a una bebida tan delicada como el whisky debiese ser tipificado como un crimen.

Por ello, para evitar que una buena charla nos distraiga y termine aguando nuestro destilado favorito, proponemos defendernos de los gélidos cubos de agua a balazo puro, eso sí en defensa propia.

Enfriar tu whisky con estas balas no altera el sabor, color o aroma de la bebida.

Tal como lo lees, una tienda especializada y digital: SIP DARK, pone al alcance de todos, de forma completamente inofensiva y legal, una alternativa algo extraña, pero eficiente para enfriar el whisky.

Se trata de balas de acero inoxidable (Whisky Bullets) que, obviamente no tienen pólvora y que después de enfriarse logran mantener a buena temperatura el contenido de nuestros vasos sin alterar su sabor.

Se pueden adquirir en Amazon o en el portal de Sip Dark.

El objetivo es simple: darle un refresco suave a la bebida, refrescando tu espíritu sin diluir los sabores.

Sólo hay que lavarlas bien antes de su uso, colocarlas durante tres o cuatro horas en el congelador y agregar al menos un trío de whisky bullets al vaso, para empezar a disfrutar.

Se recomienda una bala por cada onza de bebida. Para limpiar, sólo hay que enjuagar con agua tibia y deje secar al aire.

Es posible grabar tus iniciales o una brevísima leyenda.

Estas balas de acero inoxidable se pueden utilizar para enfriar, además del whisky, el vodka, el vino blanco y otras delicias espirituosas.

Se pueden conseguir a través de Amazon, con un valor que ronda los 50 dólares más gastos de envío, pero, igualmente, es posible comprarlas directamente con el fabricante, a través de su página de internet, en packs de tres y con la posibilidad de grabar textos en ellas.

 

 

Pixel