La experiencia de Grand Cru de Glenfiddich llega a México

No hay un Single Malt más premiado en el mundo y que siempre esté a la vanguardia que Glenfiddich y como ya es costumbre en la marca, hoy desafían lo convencional y se convierten en el centro de las celebraciones con su nueva variante Grand Cru.

Grand Cru, madurado durante 23 años en raras barricas de roble francés cuvée, es una expresión atrevida e inesperada que supera la noción del mismo Single Malt, redefiniendo los momentos de celebración y fusionando los sabores de Escocia y Francia con un líquido digno de compartir.

Glenfiddich

Glenfiddich se abre a la experimentación y al sabor rico e intenso del whisky logrado gracias a una larga maduración en barrica de roble americano y europeo que agrega refinamiento.

Durante sus seis meses de casamiento, se acumulan capas de aromas y sabores que son una pequeña muestra del lujo embotellado que culminan en una expresión de aromas desde la flor de manzano hasta el limón confitado y pan recién horneado. La boca recibe experiencias desde vainilla, dulce brioche, sándalo, sorbete de pera y uva blanca, con un final largo y opulento.

El Malt Master de Glenfiddich, Brian Kinsman, comenta: “Una vez más rompimos las reglas de lo establecido. Esta colaboración inusual presentó una oportunidad emocionante para crear un líquido que refuerza aún más nuestro espíritu de experimentación”.

Glenfiddich

El embajador de Glenfiddich en México, Christiano Protti, explica: “Este nuevo whisky es el resultado de la pasión por crear líquidos exquisitos y desafiantes. Los buenos vinos espumosos se han establecido desde hace mucho tiempo como la bebida para festejar”.

Esta expresión de sabores que mezcla tradición e innovación necesitaba un empaque a su medida, por lo que se diseñó una elegante botella de vidrio negro que luce con orgullo su estampado dorado Grand Cru y un evocador cierre dorado que se presentan en una opulenta caja negra.

Grand Cru es un deleite sorbo a sorbo que ya está disponible en México a través de e-commerce para conquistar los paladares más exigentes y sofisticados.

Pixel Pixel