Jose Cuervo planea volver sustentable al mundo de los cócteles con el poder del agave

Admitámoslo, nunca podremos decirle adiós a los cócteles, pero eso no quiere decir que cada drink deba venir con un popote que aporte a la acumulación de residuos plásticos.

Mediante “El proyecto Agave», Jose Cuervo Tradicional propone una nueva iniciativa para demostrar su compromiso con la tierra y la gente de México que te permitirá disfrutar de la mejor coctelería de una forma mucho más sustentable.

A través del aprovechamiento de la fuente de vida de la casa tequilera: la planta del agave, la empresa ahora ofrece una alternativa mucho más sostenible que los popotes de plástico regulares. Fabricados con fibras de agave suprarecicladas, este será el primer popote biodegradable, a base biológica bebible, que se descompone 200 veces más rápido que un popote regular.

Desarrollado en colaboración con los científicos de BioSolutions México y el equipo de producción de PENKA, la creación de popotes a base de agave propone una alternativa sustentable para la industria de bebidas, y utiliza toneladas de material fibroso sobrante del proceso de elaboración de tequila.

Durante 2020, millones de popotes de Jose Cuervo serán entregados en bares, restaurantes y en eventos de Jose Cuervo en México y Estados Unidos con el objetivo de reducir el consumo de plásticos regulares al beber bebidas preparadas con tequila.

“El pasado, presente y futuro de Jose Cuervo está relacionado directamente con la planta de agave – sin ella, no existiríamos”, dijo Alex Coronado, Maestro Destilador y Jefe de Operaciones en Jose Cuervo. “Conforme la industria tequilera está en auge en todo el mundo, es responsabilidad de
nuestra compañía cuidar la planta de agave y asegurarnos de que estamos produciendo tequila de forma sostenible».

La fibra de agave es un material ideal que no solo funciona como reemplazo del plástico, sino que al mismo tiempo reduce la dependencia de plásticos a base de petróleo, combustibles fósiles y agua. Después de ser utilizados, los popotes pueden ser consumidos por microorganismos para biodegradarse completamente dentro de uno o cinco años.

La sustentabilidad no solo se trata de biodegradabilidad, es también acerca de la vida de la planta y cuanta energía y recursos se necesitan para crear
un material biológico. El suprareciclaje de fibras de agave de Jose Cuervo genera un ciclo virtuoso y representa un inicio para crear productos híbridos de base biológica que ofrecen una mejora significativa sobre los materiales de plástico tradicional.

Pixel Pixel