Estudio asegura que el vino elimina placa dental y mata gérmenes bucales

Compartir

Del vino se ha dicho de todo porque no son pocos los amantes de esta bebida ancestral; pero desconocíamos por completo estas dos propiedades con las que cuenta y que nos alejan de una visita al médico por más tiempo.

Según un estudio de 1988, se observó que el vino cuenta con propiedades antibacterianas por lo que lo convierten en un desinfectante efectivo y natural.

Para llegar a esta conclusión se observó cómo se desarrollaban diferentes bebidas ante bacterias infecciosas como la salmonela, E. coli y shigella. De ahí se pudo conocer que el vino fue la que mató al mayor número de bacterias.

Menos de 30 años después, un grupo de investigadores quiso saber de primera mano qué es lo que había sucedido en el estudio primigenio y el resultado arrojó que de manera específica, beber vino combate los gérmenes en la boca que causan placa dental y dolor de garganta.

Pero frente todo lo que se creía, no es el alcohol el que elimina las bacterias sino los compuestos orgánicos que pose tanto el vino tinto como el blanco.

En el estudio, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los investigadores descubrieron que la acidez y la concentración de alcohol en el vino no son las responsables de las propiedades antibacterianas, como se creía anteriormente. En cambio, se debe a una serie de compuestos orgánicos que se encuentran en los vinos tintos y blancos.

Si quieres saber más, aquí podrás leer el estudio.