Este mes patrio, Clase Azul ofrece una experiencia inmersiva en El Palacio de Hierro Polanco

En el mes más patrio del año, Clase Azul nos invita no sólo probar dos de la bebidas más mexicanas, como son el tequila y el mezcal, sino, también, a observarlas, a escucharlas, incluso a sentirlas, a través de una experiencia inmersiva muy especial que estará ofreciendo desde El Palacio de Hierro.

Se trata de la primera Pop–Up Store que lanza la empresa en el país y la primera, también, que pone una marca mexicana de destilados de lujo en esta tienda departamental.

Clase Azul en El Palacio de Palacios

Durante septiembre, caminando por la planta baja del llamado Palacio de Palacios, en Polanco, te encontrarás con una especie de agujero negro que te permitirá «desaparecer», por un momento, del ajetreo de la Ciudad de México, para «viajar» hasta el corazón de un agave, punto focal de una especie de pequeño museo que exhibe la historia de Clase Azul, a través de las más icónicas botellas de su portafolio que son, a la mismo tiempo, un homenaje a la herencia cultural del país.

Clase Azul

Los tequilas Plata, Gold, Reposado, Añejo y Ultra, así como los dos mezcales: Clase Azul Mezcal Durango y Clase Azul Mezcal Guerrero se encuentran arropados por materiales audiovisuales que cuentan, por sí mismos, la historia que hay detrás de cada uno de ellos, misma que es ampliamente explicada por un grupo de representantes de la marca.

Con la idea de transmitir esa artesanalidad que caracteriza a la marca, la pop-up que pareciera estar hecha de barro negro, ha sido elaborada 100% a mano con materiales reciclados y reciclables, que ya tienen como próximo destino la boutique de Clase Azul en Los Cabos, donde se reutilizarán para generar una nueva experiencia.

Clase Azul

A manera de firma de esta obra de arte se puede leer en uno de sus muros la leyenda: «Somos artesanos de un México exquisito», mientras que alrededor se alcanzan a ver plasmadas algunas huellas que evocan las manos detrás de la elaboración de cada producto de esta casa que ha regado orgullosamente un poco de mexicanidad en más de 50 países.

Como parte de su estrategia de expansión a otros segmentos de lujo, como hospitalidad y retail, esta Pop–Up, se suma a las experiencias de Clase Azul en el país, junto a su Boutique en Los Cabos y su inmersiva experiencia culinaria A Taste of Culture.

Clase Azul busca compartir la cultura mexicana con el mundo. Su exquisito líquido y sus licoreras elaboradas artesanalmente y pintadas a mano se han convertido en las favoritas de los coleccionistas, ya que combina las tradiciones artísticas de México con la visión innovativa y contemporánea de la marca.

Puedes visitar la Clase Azul Pop–Up Store hasta el 30 de septiembre en la planta baja de El Palacio de Hierro en Polanco, donde estarán disponibles a la venta, por supuesto, las más icónicas botellas.

Pixel