Esta es la edición especial más misteriosa de Johnnie Walker

Misterio, exclusividad y hasta un toque sobrenatural se hicieron presentes la noche del 29 de octubre, cuando Johnnie Walker presentó en la Ciudad de México la culminación de una trilogía magistral que ha hecho las delicias de los amantes y verdaderos conocedores del whisky: Ghost and Rare. Ahora, como tercer y último integrante de una cadena irrepetible, llega Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare Glenury Royal.

Desde el inicio, las creaciones pertenecientes a esta línea de la casa escocesa han estado marcadas por el rasgo de lo único, pues se elaboraron a partir de sus magníficas reservas; el carácter irrepetible proviene del hecho de que esta selección ha presentado líquidos que provienen de las llamadas destilerías fantasmas, cuya producción se terminó hace años, pero que fue rescatada por Johnnie Walker para elaborar whiskys de edición limitada que se han convertido en la obsesión de los coleccionistas y de los conocedores del mundo del Scotch.

La destilería que da nombre a esta nueva etiqueta de edición limitada, y que se encuentra justo en el núcleo de su delicioso sabor, cerró sus puertas en 1985; antes de eso, sin embargo, tuvo tiempo de sobra para ganarse un sitio histórico. En esta ocasión, aunado al carácter inigualable de la familia Ghost and Rare, Glenury Royal aporta un toque no sólo misterioso, sino de poder, que lo liga directamente al espíritu del mítico Ave Fénix, por tratarse de una destilería que, en sentido estricto, renació de sus cenizas. 

1825 fue el año en que vio la luz, impulsada por el Capitán Robert Barclay, ex miembro del Parlamento Británico; aunque un incendio parecía haber acabado con ella, el liderazgo de Barclay la levantó de las ruinas para convertirla luego en una de las únicas tres destilarías escocesas en recibir un título real. Ese espíritu imbatible se representa en el perfil del preciado líquido al que hoy da nombre.

Durante la velada, y luego de que un fascinante acto de magia sirviera para presentarnos Johnnie Walker Blue Label Ghost and Rare Glenury Royal, el Embajador Scotch de Diageo, Matthieu Guerpillon, nos habló de la identidad de este fascinante whisky: “Fue elaborado a partir de ocho destilerías, tres de ellas, fantasmas”. En cuanto a lo que encontraríamos en boca, reveló: “Cuenta con tres capas de sabores: una de dulzor -con fruta como albaricoque y manzana-, una de crema -con notas de miel y caramelo- y una más robusta -compuesta por chocolate negro, vainila, nueces y frutas secas-”. Por supuesto, ni la guía más experta se compara con el momento de paladearlo y no es exagerado afirmar que la experiencia resultó sobrenatural.

Sobre este lanzamiento, la marca sentencia: “Es el final del camino y simboliza la recompensa para aquellos que han esperado por tanto tiempo y que entienden que un poco más de esfuerzo puede resultar en un éxito glorioso”. Sólo 1,900 botellas llegaron a nuestro país y están disponibles a partir de octubre, con un costo de $6,999.00, por lo que quienes aprecien el valor de una joya de esta naturaleza deberán darse prisa.