El encuentro con el placer existe y se llama Hotaru

Compartir

‘El club de los Gourmets’ es una joya poco conocida del escritor japonés Junichiro Tanizak, en el que relata la historia de cinco sibaritas deseosos por conocer nuevos olores y sabores en la alta cocina.

Algunas veces, así me siento yo después de varios años trabajando en Robb Report México: en una búsqueda constante del mejor restaurante para sorprender al lector. 

En esta ocasión la sorpresa y el deleite fue mía. Escondido de manera intencional en la calle Privada de San Isidro (Lomas de Chapultepec) se encuentra Hotaru, un restaurante japonés que promete toda una experiencia Edomae style y resulta un deleite para todo aquel enamorado del verdadero Japón.

View this post on Instagram

¿Crees en la magia? 🤤 #HotaruLomas

A post shared by Hotaru Lomas (@hotarumx) on

La oferta es amplia, pero sería una locura que en tu primera visita no eligieras el Omakase y te dejaras llevar por las sabias manos de los chefs que se encuentran del otro lado de la barra.

Para mi fortuna, el chef se decantó por delicias como el nigiri de wagyu con uni, el de Totoba o el maki con anguila. Todo maridado con Nami, el primer sake hecho 100% en México. 

View this post on Instagram

Nigiri Fire. #HotaruLomas

A post shared by Hotaru Lomas (@hotarumx) on

El veredicto: me quedé con ganas de repetir una y mil veces. Gochisōsama deshita*, querido Hotaru. 

*Expresión japonesa para agradecer la excelencia al terminar de comer.