Don Julio celebra 80 años de tradición, trayectoria y legado con Última Reserva

Fue el año de 1942 en el que Don Julio González comenzó su trayectoria en el mundo del tequila. Un viaje lleno de aprendizajes y retos que lo llevaron a perfeccionar el proceso artesanal de esta bebida para alcanzar los más altos estándares de calidad y así crear una de las mejores propuestas del mercado de esta bebida nacional. 

Este año se cumplen 80 años de ese momento tan especial y con motivo de su celebración a la trayectoria de su fundador han lanzado una edición limitada: Don Julio Última Reserva. Una bebida que preserva al máximo el legado de sus inicios reuniendo los mejores sabores del agave azul. 

El legado de un tequila excepcional

Este homenaje a la pasión y devoción por el arte de hacer tequila se ha realizado con una reserva de la cosecha final de agave creada por el mismísimo fundador. Una nueva variante que ha llegado para quedarse dentro del portafolio de la marca en una cantidad limitada. Esta bebida lujosa y excepcional será puesta en venta cada año hasta alcanzar el final de su cosecha. 

Su proceso de elaboración reúne en su máxima expresión lo artesanal característico de la marca, con una selección minuciosa del mejor agave azul que conservara los sabores distintivos de la marca.

Fue desarrollado a partir del proceso Solera, que combina y madura tequilas con diferentes características. Además de haber descansado en barriles de roble en los que se añejaba bourbon para pasar por último a una etapa de reposo en barricas curadas de vino de Madeira.

Edición única e inigualable

Con un proceso artesanal y muchos años de desarrollo, Don Julio logró dar como resultado el Tequila Don Julio Última Reserva, un licor excepcional de color dorado que se encuentra dentro de una botella inspirada en la piña de agave, un diseño de colección exclusiva que reúne tradición y elegancia.

Este tequila extra añejo con 36 meses en barricas crea una experiencia multisensorial en nuestro paladar. Un viaje que comienza al saborear sus notas de roble tostado con caramelo, seguidas por aromas de albaricoque y naranja, para finalizar con una sensación de extrema suavidad de agave con notas de miel. Una edición exclusiva y limitada para disfrutar con los seres más queridos en momentos que atesoraras toda la vida. 

La primera entrega estará disponible en mercados selectos hasta agotar existencias con una etiqueta del año de su lanzamiento. Un tequila que celebra lo mejor de la vida, el arte y la cultura tequilera, festejemos el legado de Don Julio y no pierdas la oportunidad de adquirir esta edición única. 

Pixel