Christie’s subastará una champaña vintage de las más raras: “Perrier-Jouët Cuvée de 1874”

Perrier-Jouët Cuvée

Los amantes de una buena copa de champaña o coleccionistas experimentados, no podrán abstenerse de querer ser dueños de una de las etiquetas más finas y raras que participarán en la subasta de vinos y licores de Christie’s, sobre todo, si se trata de una de las más codiciadas colecciones de la Maison Perrier-Jouët.

Fundada en 1811 en Epernay, la Maison Perrier-Jouët no sólo ha sido una de las casas de champán más históricas de Francia, también una de las más distintivas, gracias a sus célebres espumosos florales e intrincados que revelan la verdadera esencia de la uva Chardonnay y una tradición perdurable de savoir- faire de la bodega.

Su singularidad la ha llevado a ser de las más codiciadas, tanto así que a finales del siglo XVIII, una botella de Perrier-Jouët Brut Millésimé se convirtió en el  champán más caro jamás vendido en una subasta. Ahora, de la misma casa, una botella vintage Perrier-Jouët Cuvée de 1874 pasará bajó el martillo en una puja organizada por Christie’s a finales de año.

Un champagne exclusivo con hospedaje incluido

La famosa cosecha de 1874 que fue mezclada por Charles Perrier, el hijo del fundador de la Maison, estará acompañada de una colección de codiciados cuvées cuidadosamente seleccionados por la chef de cueva de Perrier-Jouët, Séverine Frerson.

Además, quien logre adueñarse de esta codiciada y burbujeante edición, podrá disfrutar de una estadía en la histórica Maison Belle Epoque en Epernay, Francia.

Perrier-Jouët Cuvée
Foto: Christie’s

En este lugar, los compradores disfrutarán de una visita guiada por las bodegas y la casa, la cual tiene una de las colecciones privadas de Art Nouveau francés más grandes de Europa. Por supuesto, podrán deleitarse con una deliciosa comida preparada por el chef de tres estrellas Michelin, Pierre Gagnaire, que estará maridada con champán Perrier-Jouët.

Obviamente, uno no se podría ir de ésta espectacular Maison, sin tener la oportunidad de una degustación de los famosos cuvées, así que la experiencia también incluye una probadita de la colección completa de Perrier-Jouët e incluso, se podrá saborear la exclusiva cosecha de 1874.

Si no te quieres perder de la grandiosa botella y por supuesto, de la experiencia que tiene incluida, más vale que prepares tu cartera para la subasta de Christie’s que se llevará a cabo el próximo 2 y 3 de diciembre. En la misma venta podrás pujar por otras botellas especiales como Belle Epoque Magnums de 1970-1990, Belle Epoque Blanc de Blanc de 2002 y Belle Epoque Rosés de 2004 y 2006, o la Perrier-Jouët Brut Millésimé 1964 creada por el sexto maestro de bodega de la casa, André Baveret, de la que espera conseguir entre 950 y 1,400 dólares.

Pixel Pixel