Bushmills estimulará tu curiosidad con su campaña Look it up

La tecnología y las distintas aplicaciones que le hemos dado en la vida cotidiana ha transformado de manera radical el mundo en que vivimos y, sobre todo, el ritmo al que lo hacemos. En tiempos donde la información corre con tanta velocidad, por canales tan numerosos, y en los cuales está a un simple clic de distancia, no es difícil que la veracidad se pierda en el camino. En Bushmills son conscientes de este fenómeno y, a propósito de ello, han preparado una nueva campaña.

Entre el torrente de datos que recibimos prácticamente sin parar, a veces resulta imposible impedir que se filtren algunos que no son ciertos. Precisamente por ello ha cobrado tanta importancia un concepto conocido como fact-checking, es decir, la comprobación de hechos que, en términos prácticos, podemos entender como verificación de datos. Este concepto es precisamente en el que se basa la campaña Look It Up, del whisky Bushmills.

La marca ha entendido la importancia del fact-checking para discernir la calidad de la información y, en esta línea, aprovechará para destacar datos relacionados con su propia historia. Si lugar a dudas, entre ellos destaca el hecho de que, para sorpresa de muchos, se puede jactar de ser la destilería más antigua del mundo.

En nuestro país, el whisky es uno de los destilados preferidos. Aunque la costumbre en ocasiones nos lleva a pensar de inmediato en sus representantes escoceses cuando lo escuchamos nombrar, lo cierto es que esta bebida alcohólica tiene también fabulosos embajadores de Irlanda y Bushmills es el ejemplo más claro.

Con Look it Up, la firma se enfoca en resaltar aspectos de su historia, tan relevantes como el hecho de que es el primer whisky del mundo con una licencia oficial para destilar, en 1608, año desde el que mantiene su receta. Hechos como este serán relacionados en la campaña con otros tan significativos como el descubrimiento de la gravedad, tan prácticos como la invención de los cerillos y hasta tan extraños como el que los cocos pueden resultar más mortíferos que los tiburones. Todo ello con la historia y herencia de este irlandés en el centro.

De esta manera, Bushmills apuesta fuerte para fortalecer su presencia en un mercado que tradicionalmente relaciona el whisky con su origen escocés, pero que podrá descubrir que Irlanda tiene también un embajador distinguido, de abolengo y calidad indiscutible. ¿No lo crees? Look it up.

Pixel Pixel