Bowmore y Aston Martin lanzan un whisky inspirado en el auto más icónico de James Bond, el DB5

Bowmore

Bowmore y Aston Martin han unido sus talentos para lanzar al mercado una obra maestra inspirada en el auto más icónico de James Bond: el modelo DB5 que el fabricante inglés revivió recientemente, con todo el equipamiento de las películas, para placer de unos cuantos afortunados.

Se trata de Black Bowmore DB5 1964, una botella de colección, con un precio de 65 mil dólares (casi millón y medio de pesos) que conjunta un single malt excepcional y un pistón genuino de Aston Martin.

La mezcla Bowmore y Aston Martin

Por primera vez, el venerado destilador escocés y el renombrado fabricante de automóviles de Inglaterra se han asociado para lanzar una edición limitadísima que pondrá en el mercado un número de botellas inferior al total de películas que se han grabado en torno a la figura del súper agente 007.

Y es que solamente 25 verdaderos afortunados podrán hacerse de una de estas piezas que, por la calidad de su propuesta y la limitante de su producción, se convertirán en el objeto de deseo de muchos aficionados al whisky, a los autos y a James Bond.

Su nombre, Black Bowmore DB5 1964 refiere a dos creaciones históricas de las marcas involucradas: por un lado, el modelo DB5 tan icónico de Aston Martin, y por el otro, el año en que se destiló el rico líquido ámbar que Bowmore embotella.

La botella

La botella Black Bowmore DB5 1964 está hecha a mano por Glasstorm, un estudio de vidrio contemporáneo con sede en Escocia, el cual tardó hasta una semana en completar cada recipiente, lo que refleja el hilo continuo de atención al detalle y la habilidad que define esta colaboración.

Bowmore

La pieza viene en una caja de presentación artesanal que es en sí misma una obra de arte.

Inspirándose en la casa costera de la destilería, el estuche presenta el color azul profundo y el relieve de las olas que evocan un verdadero sentido del lugar.

  • Bowmore

Por otro lado, a partir de la piel de becerro más fina, con un pestillo y bisagras de latón macizo personalizados, chapados con níquel, se refleja el interior de un DB5.

Black Bowmore

Destilado por primera vez el 5 de noviembre de 1964, a lo largo de los años, Black Bowmore se ha convertido en uno de los whiskies de malta más raros y codiciados jamás creados. 

Los barriles de jerez de nuez Williams & Humbert de 31 años y el tiempo de añejamiento han imbuido al destilado de un color profundo y notas y sabores olfativos igualmente complejos.

Quienes tengan la suerte de olerlo percibirán, en primera instancia, capas de frutas exóticas maduras y caramelo de nata, pero paulatinamente se destacarán, también, el humo de tabaco suave, la cáscara de naranja aromática y la rica cereza negra.

Los todavía más afortunados que lleguen a probarlo tendrán un maravillosamente largo y decadente final con frutas tropicales y especias, la definición de 240 años de artesanía.

El auto

Para Aston Martin, 1964 fue la era en que su automóvil más emblemático quedó vinculado para siempre al agente más famoso del mundo.

En su debut, el DB5 representó una evolución sutil pero importante con respecto a su predecesor inmediato, sobre todo, en virtud de un aumento en la capacidad del motor a 4.0 litros.

Esto fue lo que lo convirtió en una berlina mucho más deportiva que, combinado con su estilo excepcional, lo llevó a ser uno de los autos deportivos más deseables y admirados de su generación.

Pixel