¿Aún no tienes un Rolex o un Omega? ¿Qué tal unas galletas como premio de consolación?

¿Te ha pasado por la mente querer morder un Rolex? Aunque esto parece algo que muy pocos -o nadie- querría hacer, después de que conozcas las galletas de Watch Cookie’ tendrás unas ganas insaciables de darle una buena mordida a un reloj.

La nueva sensación de internet se trata de convertir tus relojes de lujo favoritos en deliciosas galletas de azúcar. La encargada de hacer realidad esto es la panadera Lindsey Gazel dueña de Watch Cookie’ en Toronto, Canadá.

Watch Cookie’

Sus diseños surrealistas de los relojes mecánicos de alta gama han derretido a más de uno gracias a su diseño y también a que podrás tener tu cronógrafo favorito por solo 4 dólares, una completa ganga en comparación con una pieza original.

Todo inició cuando Lindsey creó para uno de sus amigos, dueño de una tienda vintage, una galleta en forma de un Jacob & Co. Después de esto muchos clientes pidieron que la panadera le diera vida a objetos especiales de su vida, incluidos muchos relojes.

Watch Cookie’

Todo lo que necesitan hacer los amantes de los relojes que quieran comerse su pieza favorita es enviarle una foto del modelo y Lindsey se encarga de hacer el resto.

Gazel generalmente hace las galletas de aproximadamente 5 pulgadas de alto para que los detalles sean claros, finalmente les da un toque con polvo brillante comestible mezclado con sabor mente que les da un aspecto dorado o plateado.

Watch Cookie’

Aunque las galletas duran como mucho un par de meses, hay quienes quieren mantener el recuerdo por mucho tiempo y las conservan por varios años.

Lindsey ha recibido muchas solicitudes de relojes de todo el mundo, siendo Rolex, Jacob & Co. y Cartier las principales. ¿Tú pedirías la tuya?

Pixel Pixel Pixel