¿Apropiación cultural u homenaje? Kendall Jenner lanza el tequila que está en boca de todos

Hace poco más de un par de meses, Kendall Jenner dio pistas de lo que muchos adivinaron al instante: la integrante de la familia Kardashian-Jenner se alistaba para lanzar su propia marca de tequila, el cual lleva por nombre 818, un número nada fortuito, pues es el código de área del Valle de San Fernando, en donde se encuentra Calabasas, lugar en el que clan tiene propiedades y una de las zonas más exclusivas de California y de Estados Unidos, aunque también es el código de otras zonas donde habitan latinos.

En su sitio oficial, la modelo y empresaria menciona que el proyecto le llevó cuatro años de desarrollo y la emoción que tiene de darlo a conocer al mundo.
“Trabajamos en estrecha colaboración con productores locales y granjas familiares de Jalisco, México, para ofrecer un tequila más suave, natural y con el mejor sabor posible. En su creación solo se utilizan ingredientes de la más alta calidad. […] Los agaves que cultivamos, la producción de la botella, la sostenibilidad y la transparencia de nuestra cadena de suministros fue nuestro enfoque principal. Tenemos un gran sentido de responsabilidad y orgullo por generar un impacto positivo en las personas, en las comunidades y en el medio ambiente.”

¿Qué esperar del tequila de Kendall Jenner?

De acuerdo con la información de su sitio, las tres etiquetas con las que cuenta actualmente (Blanco, Reposado y Añejo) están hechas de manera artesanal y se añejan en en barricas de roble francés.

De forma anónima, sus tequilas han participado en competencias internacionales, en las cuales la versión añeja ganó el premio como Mejor Tequila Reposado en los World Tequila Awards, el Premio a la Innovación en los SIP Awards y un lugar en el TOP 100 Spirits en el Ultimate Spirits Challenge, entre otros. Así que la calidad parece estar asegurada.

Por el momento, el producto estará disponible en su sitio y en algunos puntos de California, aunque ya hay planes de expansión para el resto de Estados Unidos. Por la venta de cada botella donarán el 1% de los ingresos a fundaciones medioambientales sin fines de lucro con el fin de apoyar a futuras generaciones y al planeta.

Pixel Pixel