¿Otra celebridad haciendo tequila? No, Lenny Kravitz lanza su propia botella de sotol

En un giro sorprendente a la tendencia de celebridades incursionando en el negocio del tequila, Lenny Kravitz ha decidido invertir en otro tipo de destilado, un tanto menos conocido, pero, también, de gran tradición en México: el sotol.

Sí, el rockero neoyorquino ha decidido invertir en una nueva marca de esta bebida espirituosa llamada Nocheluna.

El sotol de Lenny Kravitz

Al hablar con Robb Report sobre su participación en Nocheluna, Lenny Kravitz admitió la bebida le era completamente desconocida.

Video Recomendado

“He estado de gira durante 32 años, y no hay muchos lugares en los que no haya estado o visto”, dijo. “Y aquí estaba siendo llevado a un lugar en el que nunca había estado y aprendiendo sobre una cultura que era nueva para mí”.

Ese lugar era Chihuahua, uno de los tres estados en los que se puede hacer sotol en México (la denominación de origen no es reconocida actualmente por los EE. UU., por lo que también se está haciendo sotol en Texas, que es objeto de cierta controversia).

El sotol es un licor único que se elabora a partir de la planta dasylirion (también conocida como “cuchara del desierto” en los EE. UU.), a diferencia del tequila y el mezcal, que se elaboran con diferentes tipos de agave.

El sabor de este destilado es audaz y asertivo con notas terrosas, vegetales y ahumadas, y estas se pueden encontrar en el paladar de Nocheluna.

Lenny Kravitz

Los socios comerciales y de producción de Lenny Kravitz para la marca son Casa Lumbre (que también fabrica Montelobos Mezcal, Ancho Reyes, Abasolo Corn Whisky) así como Pernod Ricard.

Dijo que la decisión de asociarse en esta bebida particular se redujo a su singularidad y relaciones personales. “Si iba a hacer algo como esto, quería hacer algo diferente”, dijo.

“Hay tantas marcas de tequila [de celebridades] yotros espirituosos, y me gusta hacer cosas nuevas, innovadoras y desafiantes. La verdad es que… No tenía ni idea del sotol, como la mayoría de la gente, y me enamoré. Me encanta el sabor, la complejidad y aprender sobre algo que no conocía”.

Lenny Kravitz

El equipo de Casa Lumbre voló a la residencia de Lenny Kravitz en las Bahamas para hablar sobre el plan y, después de unos días, se dio cuenta de que eran personas que le gustaban, que respetaba y con las que podía trabajar.

El maestro vinatero Don Eduardo Arrieta (conocido como Don Lalo), el experto en sotol Ricardo Pico y el maestro destilador Iván Saldana son las fuerzas técnicas detrás de Nocheluna, que se elabora con Dasylirion silvestre cultivado en campos del desierto de Chihuahua con un enfoque en la sustentabilidad.

Lenny Kravitz también viajó allí para sumergirse en el proceso y la cultura. “Fui, colgué, probamos, discutimos, fuimos al desierto y conocimos a la gente que está cosechando y haciendo”, dijo. “[Sotol] tiene las notas que amo, especialmente el humo. Ya sea comida, incienso, fragancias o un espíritu, me encanta el elemento del humo. Siempre ha sido atractivo para mí”.

El desafío ahora es introducir el sotol en el mercado estadounidense y más allá y esperar que despegue de la forma en que lo han hecho los licores de agave en los últimos años, por lo que Kravitz dijo que se siente optimista.

“La gente siempre está interesada en encontrar algo nuevo, una historia nueva, una asociación con un sentimiento”, dijo. “Recuerdo que hace 20 años estaba en Europa y me costaba encontrar un buen tequila. A la gente no le gustaba. A lo largo de los años, has visto en lo que se ha convertido. Creo que cuando la gente aprende sobre el sotol, sobre la Nocheluna, con el tiempo tiene lo que se necesita para ser popular y ser una nueva vía en el mercado”.

Por ahora, puede comprar Nocheluna a través del sitio web de la marca (79.99 dólares) y en tiendas en Texas, California, Florida, Nueva York, Arizona y Colorado con distribución a nivel nacional para fin de año. Y quién sabe, si la categoría del sotol explota en los próximos años, Nocheluna podría acabar siendo el próximo Casamigos.

Nota publicada previamente por JONÁS FLICKER en Robb Report US

Pixel Pixel