Bodegas Emilio Moro presenta la nueva imagen de sus icónicos vinos Malleolus

Bodegas Emilio Moro, una de las vinícolas más reconocidas de la Ribera del Duero, presentó en México la renovada imagen de tres de sus vinos más icónicos, la Familia Malleolus, cuya etiqueta ahora rinde homenaje a sus orígenes.

“Cuando nos acogimos al Consejo Regulador, nuestros primeros vinos llevaron el nombre de Emilio Moro y además la palabra crianza, reserva o gran reserva. Pero en el 98 hicimos un vino totalmente distinto a lo que se hacía en la Ribera, fue un cambio de 180 grados, para el cual buscamos un nombre relacionado con el majuelo y salió esta palabra tan bonita: Malleolus, que es majuelo en latin y es como mi abuelo, mi padre, la gente del lugar, llamaban a lo que hoy conocemos como viñedo”, explicó el propio presidente de la bodega, Javier Moro en un evento que tuvo lugar en el Museo Casa de la Bola.

Las nuevas etiquetas de Malleolus

Para Bodegas Emilio Moro, la tradición es un valor insustituible y, como homenaje a su historia y a sus inicios, estas nuevas etiquetas incluyen la firma de Emilio Moro como en su día apareció en las primeras etiquetas de la bodega.

Video Recomendado

Foto: Bodegas Emilio Moro

Asimismo, el medallón recupera en cierta forma la posición que tenía al principio. Además, cada uno de los Malleolus procede de un tipo de suelo diferente, lo que les concede unas características y unas peculiaridades muy diferenciadas, detalle muy importante que también aparece destacado en esta nueva etiqueta.

Los Malleolus han sido, son y serán un símbolo de elegancia, delicadeza y distinción. Y hoy en día cambian de imagen pero mantienen su identidad y continúan llevando sus característicos medallones, que han sufrido cambios el color de sus ribetes para acompañar a las cápsulas con el tono de cada Malleolus. Una combinación perfecta entre historia y evolución.

Hablamos de un vino elaborado con los viñedos más antiguos de la bodega y con 16 meses de barrica en roble francés. “Cuando nació este vino fuimos pioneros porque todos los vinos de Ribera del Duero se fabricaban con barrica americana y pudimos conocer este estilo de vino basado en la intensidad, en el color y sobre todo en la madera francesa que nos da unas frutas un poco más especiadas”, dijo Javier Moro.

Y explicó que hay tres condicionantes básicas que definen la personalidad de estos majuelos de donde provienen los vinos en cuestión: “lo primero, la altitud, estamos entre 750 y 950 metros, en segundo lugar tenemos unos suelos muy bien definidos: arenoso cantorodado, calcáreo y arcilloso; y finalmente un clima muy complejo que favorece a esta variedad tempranillo.”

Nuevas añadas

Junto a este cambio de imagen, se presentaron las nuevas añadas de los tres Malleolus que mantienen la esencia que les ha convertido en tres vinos de referencia de Bodegas Emilio Moro.

La familia persigue la perfección de sus productos y estas nuevas añadas de sus tres referencias, Malleolus, Malleolus de Valderramiro y Malleolus de Sanchomartín, son la prueba de su esfuerzo para lograrlo, contando para su elaboración con uvas de una calidad inmejorable.

Foto: Bodegas Emilio Moro

Malleolus 2020 es la nueva añada de este tinto histórico. Un vino elegante, con una gran personalidad y con un equilibrio perfecto entre la madurez y la frescura. Con ese característico color rojo cereza el Malleolus vuelve un año más para enamorarnos con su alta calidad y su gran expresión aromática en la que destacan los olores de los frutos negros.

Este vino, envejecido en barrica de roble francés deja un sabor voluminoso y maduro en boca que perdura largo tiempo después de tomarlo.

“Malleolus tiene el carácter de la uva y enseguida se desarrolla”, afirma Alberto Medina Moro, director comercial para América y cuarta generación de la familia.

Malleolus de Valderramiro 2019 es el gran Tinto Fino que vuelve con toda su potencia, estructura y gran intensidad. Con un ciclo vegetativo caracterizado por lluvias escasas y temperaturas elevadas este vino se ha realizado con una uva equilibrada y de calidad extraordinaria.

El vino resultante es de sabor potente, pero equilibrado que deja un delicioso recuerdo en boca con su marcada vocación frutal.

Con su distintivo color rojo granate el Malleolus de Valderramiro 2019 será el perfecto acompañante para maridar con un buen asado.

Según Alberto Medina Moro, este vino es “expresivo, elegante y presenta seriedad en la fruta”, además no teme confesar que es su preferido. “Es un vino que entra acariciando y se va besando”, comentó.

Finalmente, Malleolus de Sanchomartín 2019 es el vino tempranillo nacido en el Pago de Sanchomartín, situado en Pesquera de Duero. Un vino poderoso, elegante y persistente que vuelve a ofrecernos un sabor equilibrado con ciertas notas frutales.

Con un paso agradable y postgusto, largo y persistente este vino es el perfecto acompañante de cualquier gran celebración u ocasión especial. Para Javier Moro es el vino más elegante y aunque en este momento, ya es un vino excelente, “la proyección en botella es brutal”, explicó.

Pixel Pixel