Este es uno de los mayores coleccionistas de cerveza de la CDMX. ¡Conócelo!

Eric Sosa no sólo es un conocedor; sino un verdadero aficionado. Descubre las etiquetas y objetos más preciados que conforman su extensa y valiosa colección.

Con más de cuatro mil botellas cerradas de cerveza en su colección, Eric Sosa comenzó su camino de la mano de este espirituoso, cuando, por primera vez, hace 11 años, tomó dos garrafas que estaban en su casa. “Mi abuelo paterno fue director general de Cervecería Modelo y a él lo sucedió un tío en los años 50”, afirma el experto, quien asegura que gracias a que ambos ocuparon dichos cargos nació en él la inquietud de conocer más sobre esta bebida.

PUBLICIDAD

Relacionadas: Te presentamos al mayor coleccionista de botellas de whisky de México

Sin embargo, el verdadero inicio de la historia, fue cuando se presentó a una exposición en la que empezó a investigar de qué trataban las dos cervezas que en su casa tenía, “descubrí que eran artículos vintage dentro de este mundo, entonces comencé a coleccionar etiquetas que yo sentía que eran raras”.

En un principio no cataba las cervezas, por lo que cuando le preguntaban a qué sabían, no podía responder, “entonces tuve que empezar a comprar dos de cada; una para yo probarla y otra exhibirla, y poder contar de qué se trataba”. Así comenzó su trayectoria como coleccionista, un relato que aún escribe.

“Yo recomiendo que nunca tomes una cerveza de su envase, porque matas muchas de sus cualidades.”

Entre sus artículos más preciados no sólo se encuentran los elixires; sino objetos singulares, como cristalería, elementos vintage, afiches y portavasos. “Es todo un mundo lo que incluye mi colección de cervezas”, comenta. Uno de los objetos más interesantes que posee, es un tarro de la Segunda Guerra Mundial que adquirió de una familia alemana, mismo que siempre debía pertenecer al líder del clan. Sin embargo, cuando no hubo mayor descendencia, el preciado vaso fue subastado y él lo compró por Internet.

Relacionadas: Louis Vuitton ya tiene nueva dirección en CDMX

Una de las cervezas más raras que tiene es belga, elaborada con oro, y su precio estimado es de 15 mil pesos, por lo que es considerada la primera de lujo a nivel mundial. Como ésta, Sosa cuenta con muchas etiquetas más que vale la pena conocer. Si quieres descubrir su trayectoria y preciados objetos, aquí te dejamos el video de nuestra plática con él.