Disfruta la brisa de Hong Kong en Pavilla Bay

Los yates, hoy en día, buscan trasladar las cualidades de la tierra al mar, sin embargo, PavilIa Bay adaptará las características de los yates en un complejo terrestre.

Pavilla Bay (thepaviliabay.com.hk) es un proyecto conformado por 983 unidades residenciales repartidas en dos torres frente al mar y a unos cuantos kilómetros del centro de Hong Kong. Para que este plan se llevara a cabo fue necesario que New World Development ―una de las principales empresas de construcción en China― y Vanke trabajaran en conjunto durante tres años; este otoño finalizará su construcción.

PUBLICIDAD

Relacionadas: Benetti presenta un yate monumental de 67 metros

Los desarrolladores de PavilIa Bay se acercaron a Philippe Briand, diseñador de yates, y a su equipo de Vitruvius Yachts (www.vitruviusyachts.com), para realizar un innovador clubhouse de dos niveles en el corazón del edificio, en donde existe un espacio social para que los residentes se reúnan y disfruten del waterside con vistas al canal de Rambler y el puente Ting Kau.

Esta unión surgió después de que New World Development se fijara en el trabajo de Briand, que a lo largo de su carrera ha diseñado yates y veleros lujosos, por lo que presentían que su enfoque en proyectos de yachting sería de gran colaboración para innovar en el mundo de las residencias.

Al ser un proyecto realmente innovador, el reto para Philippe no fue fácil, y tanto él como su equipo introdujeron nuevas técnicas y materiales, pues trabajar en mar es su especialidad, por lo que este trabajo requirió de diversas pruebas e investigaciones. Como ejemplo, se empleó la fibra de carbono, que no es muy común en los edificios de Hong Kong, para construir la escalera de caracol de PavilIa Bay.

Relacionadas: BlackBerry resurge con su modelo KEYone, el más esperado del año

El espacio es un lujo en Hong Kong, y la filosofía de este clubhouse es principalmente crear áreas para que los residentes puedan llevar una vida cálida y neutral en donde se combinan disciplinas como la ciencia y el arte. La entrada a este lugar es muy luminosa y se aprecia la piscina infinita, que está rodeada de sitios en los que la convivencia resulta muy grata.