Christina O, el exorbitante yate de Aristóteles Onassis

Conocido como el Griego de Oro, Aristóteles Onassis consiguió, lo que cualquier hombre desea, tener un imperio.

El magnate naviero tenía al alcance de sus manos a las más bellas mujeres, islas, yates, aviones, hoteles y casinos en los lugares más exclusivos del mundo.

PUBLICIDAD

Considerado en su época como el hombre más rico del mundo gracias a sus múltiples negocios, Onassis no tenía límites en cuanto a lujo se trataba. Un claro ejemplo de ello es una de sus más queridas posesiones: un yate de 100 metros de largo, que consiguió por la ridícula cantidad de 34 mil dólares y que nombró en honor a su hija Christina. Invirtió más de 4 millones de dólares para dotar del lujo imprescindible, el Christina O tenía todo menos sencillez.

Al interior del glamuroso yate, cuadros de Miró y Renoir decoraban las paredes, su maravillosa escalera en espiral daba a un rellano donde se puede ver la letra Omega entre laureles realizada en marquetería, lámparas de cristal de murano alumbraban los pasillos, picaportes de oro otorgaban un elegante toque a la madera y una chimenea de lapislázuli fue presente de íntimos momentos vividos por los más famosos personajes de la década de los 50s y 60s.

Relacionadas: No es una lancha, ni un catamarán o una hidroala es, Kormaran 7

Cómodamente, 35 pasajeros podían hospedarse en 18 lujosas cabinas, disfrutar del gimnasio, tomarse un cocktail en el bar, refrescarse en la alberca que reproducía el salto del toro del palacio de Cnosos en Creta con teselas de mosaicos y pasar un relajante momento en el jacuzzi.

En 1956, el Christina O acogió a los invitados de la boda de Gracia y Rainiero de Mónaco. Celebridades como John F. Kennedy, Marylin Monroe, Winston Churchill, Maria Callas, Elizabeth Taylor, Richard Burton, John Wayne, Greta Garbo, Grace Kelly, Eva Perón, entre otros, disfrutaron deambularon por las cubiertas del majestuoso bote.

El 20 de Octubre de 1968 Onassis contrajo matrimonio con Jackie Kennedy, ex primera dama de Estados Unidos. La boda fue celebrada en Skorpios  -isla privada del magnate- mientras que la celebración tuvo lugar en el famoso yate.

Tras su muerte a los 69 años en 1975, el yate pasó a formar parte del gobierno Griego.  Hoy en día, un totalmente remodelado Christina O está a la venta por 32 millones de dólares.