Esto es todo lo que debes saber del BMW Serie 3 hecho en México

Compartir

Llegó para quedarse‘ fue el lema usado por los alemanes hace 25 años cuando pisaron tierras aztecas. Habían puesto toda la carne en el asador al desembarcar en México, y el país no los defraudó.

Hoy, un cuarto de siglo más tarde la compañía confirma su apuesta por nuestro país con la reciente apertura de su nueva planta en San Luis Potosí, misma en la que ve la luz la séptima generación del Serie 3.

Un modelo surgido hace 40 años y que ha ido creciendo al mismo ritmo que BMW.

Un viaje al pasado

En México tuvimos que esperar a la tercera versión. Atrás quedaban dos modelos que respondieron a la perfección las demandas del público europeo: motores potentes y un manejo impecable.

La tercera generación se decantó por el espacio y cumplió con creces las necesidades del mercado mexicano deseoso de ingeniería alemana. La cuarta, quinta y sexta generación también fueron sendos éxitos llegando a vender en total más de 15.5 millones de este modelo en el mundo.

La cifra se dice pronto, pero cuando uno es consciente de que si se pusieran todos los autos en fila, esta misma fila le daría la vuelta al mundo uno se estremece.

Ahora llega la séptima generación de BMW Serie 3 hecha en México para mantener el legado. La tarea puede resultar titánica, pero el modelo bien puede lograrlo.

Absoluta innovación

Cuando tienes el BMW Serie 3 en frente, lo primero que piensas es en su diseño deportivo. Líneas bien dibujadas, parrilla clásica, faros delanteros con tecnología BMW Laserlight, una parte trasera muy detallada gracias a líneas delgadas y faros Led…

Una vez dentro, te das cuenta de que en el nuevo BMW Serie 3 Sedán se ha acentuado notablemente el espacio de la cabina. La nueva agrupación de pantallas, la distribución de su cuadro de instrumentos, la consola central y el acabado del revestimiento de la puerta, son también elementos que suman en la estética amplia y deportiva del vehículo.

Este nuevo modelo de BMW presenta a su vez mayor estabilidad a la hora de manejar además de un peso reducido en 55 kilogramos. Y si tenemos en cuenta que la potencia se ha incrementado en mayores caballos de fuerza, la fórmula es sencilla pero muy potente: Menos peso y más fuerza, igual a mayor dinamismo.

Hablemos ahora de los modelos más Premium

Desde opciones como volantes y molduras interiores de nueva gama, vestiduras de piel Vernasca y BMW individual de piel Merino, panel de instrumentos en Sensatec y un panel de instrumentos BMW individual cubierto de piel, control de clima automático de tres zonas, y telefonía con carga inalámbrica maximizan la experiencia exclusiva de manejo del BMW Serie 3 Sedán.

La versión más premium se la conoce como BMW 330iA M Sport Plus 2020 y en sus fierros cuenta con un motor de 4 cilindros en línea con la Tecnología BMW TwinPower Turbo y pasa de 0-100 km/h en 5.8 segundos.

Posee también transmisión automática deportiva de 8 velocidades con función Launch Control, tracción trasera y rendimiento combinado de 17.2 km/l.

Ya en su diseño interior este posee un gran equipamiento en el que destaca el aire acondicionado automático con regulador de 3 zonas, los asientos delanteros eléctricos con 2 posiciones de memoria para el conductor, asientos traseros abatibles en proporción 40:20:40 y luz ambiente con 11 diseños predefinidos disponibles en 6 colores.

Sin lugar a dudas, con solo ver la versión BMW 330iA M Sport Plus 2020 a distancia, identificarás siempre el vehículo.

Conducción automatizada

Desde hace mucho tiempo, en BMW el futuro nos alcanzó y pareciera que los coches que fabrica la automotriz alemana le pertenece más a 2050 que a 2019.

La culpa la tienen los avanzados sistemas de conducción automatizada con los que cuenta también el BMW Serie 3 Sedán. El Driving Assistant, por ejemplo, incluye la advertencia de abandono de carril, de cambio de carril, de colisión con función de frenado en ciudad (para peatones y ciclistas), y la prevención de colisión posterior así como la alerta de tráfico cruzado.

El servicio Driving Assistant Professional bien merece también una mención ya que esta nueva versión ha sido notablemente mejorada con opciones nuevas como el control de crucero activo con función Stop & Go.

Pero las joyas de la corona son sin duda el sistema Park Distance Control, el Asistente de Estacionamiento y el Asistente de Reserva. El primero nos ayuda a mejorar nuestra entrada y salida de un estacionamiento, y el segundo directamente nos soluciona la vida tomando éste el control del auto hasta que éste ha sido estacionado a la perfección.

La última, pero no por ello la menos importante, también es una maravilla para efectos prácticos ya que este asistente logra dirigir el vehículo en reversa en distancias de hasta 50 metros guiándolo a lo largo de la misma línea que tomó al avanzar previamente por un piloto humano. Algo así como desandar el camino andado.

Maravillas adicionales

Para deleite de los amantes del motor y la tecnología, el BMW Serie 3 llega también con un par de particularidades que nos encantan.

Una de ellas es la Digital Key Card, que funge la labor de llave y abre y cierra el vehículo de una manera más cómoda. O el asistente personal que con solo decir -Hola BMW– podrás cambiar la temperatura, la luz ambiente, conocer el nivel de aceite del motor, la presión de los neumáticos, solicitar una dirección, conocer el tiempo que te tardarás al lugar del destino y un abanico de opciones más que harán maravillosa tu experiencia de manejo.

Por último, este modelo también incluye la posibilidad de que desde tu celular puedas monitorear tu auto con una visión 360º. De esta manera, ya no dudarás si dejar tu maravilloso coche en manos de un desconocido porque podrás vigilarlo con todo lujo de detalles gracias a las cuatro cámaras que posee el vehículo.

Como es ya un habitual, BMW ha cuidado todo el detalle en esta séptima generación del serie 3.