6 cosas que debes saber sobre el cognac Louis XIII

¡Descúbrelas!

Nacido en 1874, el coñac Louis XIII es una impecable mezcla de hasta mil 200 aguas de vida, todas provenientes de Grande Champagne, la primera cru de la región de Cognac. Cada eaux-de-vie es madurada lentamente dentro de barricas de roble, para, después, ser resguardadas en decantadores numerados, diseñados en cristal soplado, inspirados en un frasco de metal de la batalla de Jarnac. Este trazo característico de la Maison la ha distinguido de las demás durante eras.

PUBLICIDAD

Relacionada: Te presentamos al mayor coleccionista de botellas de whisky de México

Por casi dos siglos, la firma ha mantenido su posición preeminente como el licor de la realeza y la nobleza. Si este espirituoso es uno de tus favoritos, enlistamos los datos que debes saber -y no, el cognac no es para viejitos-.

1.La herencia

La Casa personifica el savoir-faire ancestral, pues cada botella es el vivo reflejo de generaciones de maestros bodegueros, quienes han seleccionado de las bodegas las mejores y más viejas eaux-de-vie para el destilado. Actualmente, el encargado de esta tarea es Baptiste Loiseau, maestro bodeguero, quien busca producir obras maestras que se traducen en calidad excepcional.

2. Su expansión por el mundo

En 1875, Rémy Martin comenzó a exportar las primeras cajas de Louis XIII a Escandinavia y Australia. A finales de 1880, el espirituoso llegó a países como Sudáfrica, China, Japón, Indonesia e India.

3.Proveedor de las Cortes Reales

Desde el siglo XIX, la marca ha sido reconocida como proveedora oficial para algunas de las Cortes Reales e Imperiales más importantes, como la corte imperial de Austria-Hungría, la corte real de Bayern y la corte real de Suecia.

Relacionada: Este es uno de los mayores coleccionistas de cerveza de la CDMX. ¡Conócelo!

4. Destilación minuciosa

Décadas de añejamiento y mezclas dependen de la destilación para alcanzar la perfección. Sólo lo mejor es bien recibido. La regla estipula que el comienzo es un vino ligero y ácido, fermentado durante un período de una a dos semanas y bajo en alcohol. Toma 10 litros de dicho vino, a un grado alcohólico de siete a 10 por ciento, producir un litro de las aguas de vida estipuladas -70% alcohol.

La destilación debe empezar rápidamente, después de la cosecha en noviembre y jamás después de marzo. Todas las eaux-de-vie que resultan en un Louis XIII son destiladas dos veces con una mezcla de levadura de uva y partículas de fruta. En la segunda destilación, a 70 grados de alcohol, se espera obtener el resultado final. Pero esto no es seguro, pues solamente 12 de los mil ejemplares que llegan al maestro bodeguero se convierten en etiquetas de la firma.

5. Colecciones

Son dos: The Iconic Collection y Limited Editions. La primera está conformada por Classic, Magnum, Miniature, Jeroboam y Mathusalem; mientras que la segunda comprende The Legacy, L’odyssée D’un Roi, Time Collection, Rare Cask 43.8, Rare Cask 42.6, Black Pearl Anniversary Edition y Black Pearl.

6. El cognac más caro del mundo

Se trata de Rèmy Martin Louis XIII Black Pearl, una edición limitada que es objeto de deseo de todo coleccionista. Creado en 2007, esta versión de aniversario que celebra el legado de la marca, es el cuarto licor más caro del mundo y el más costoso de su clase, con un precio que ronda los 165 mil dólares por decantador.

Oculto, desde 1960, en una bodega en el corazón de Grollet, este exclusivo tierçon es uno de los más viejos pertenecientes a la reserva de la familia.

louisxiii-cognac.com