5 razones para tener un Lamborghini Huracán RWD Coupé en tu garaje

Comencemos por su motor tipo V10 de 90 grados en posición central trasera...

Reconocemos que eres aficionado de los superdeportivos, por ello nos hemos dado a la tarea de buscar entre las armadoras premium para recomendarte esos vehículos que aún te faltan en tu garaje.

PUBLICIDAD

Esta vez escogimos otro deportivo emblemático de Lamborghini: el Huracán RWD Coupé, para que descubras todo lo que ofrece y conquistes las carreteras con una de las experiencias de manejo más especiales y extremas. Sí, por esto y lo que abajo enlistamos, lo necesitas.

Relacionadas: Cinco SUV para aventureros y amantes de la adrenalina

Un diseño exterior digno de un titán

Raging Bull de pies a cabeza.

¡Una obra de arte con ruedas! La automotriz ha prestado atención máxima al trazo exterior del Lamborghini Huracán Rear Wheel Drive (RWD) Coupé, pues está destinado a experiencias extremas y aventuras. Todas sus líneas y sus detalles están proyectados para cortar el aire y aumentar la velocidad.

Para ello, cuenta con características superiores, como nuevos parachoques delanteros y traseros, innovadores tubos de escape, novedosas rejillas traseras y llantas Kari de 19 pulgadas, que lo convierten en el Raging Bull más agresivo de las calles. No habrá duda que será reconocido y admirado por quienes distinguen sus trazos majestuosos.

Relacionadas: ¿Quieres saber por qué el Aston Martin Rapide S cuesta 300 mil dólares?

El interior más cómodo y customizable

Que tu vehículo no se parezca al de tus conocidos.

Lamborghini siempre ha destacado por crear deportivos con interiores que cobijan al piloto en las mejores condiciones, y este modelo no es la excepción. Con una filosofía que responde a una ‘función excelente’, posee un sistema de infoentretenimiento a la vanguardia que brinda todo el confort necesario.

Asimismo, ofrece infinitas posibilidades para elegir los colores y los acabados. No existen límites, lo que pidas, lo obtendrás.

Tus necesidades al volante

Vuela por el asfalto como un grande de la velocidad.

Gracias al sistema Adaptive Network Intelligence Management (ANIMA), puedes adaptarlo a tus necesidades de conducción. Si lo que quieres es emoción, puedes elegir la modalidad SPORT. Por otro lado, si deseas un manejo de carrera, el modo CORSA te lo brindará. El último de ellos: STRADA, te permitirá disfrutar máximo confort tras el volante; así como máxima tracción.

Relacionadas: ¿Viajas a San Miguel de Allende? Tienes que visitar Quince Rooftop

-Un motor tan Lamborghini, que embiste

En sus marcas, listos, ¡fuera!

Como buen señor de las carreteras, el auto está mecanizado por un potente motor tipo V10 de 90 grados -en posición central trasera-, MPI e IDS, con una cilindrada de 5.204 cm3, capaz de alcanzar una potencia de 580CV a 8,000 rpm y un par máximo de 398 lb.-ft. a 6,500 rpm.

Su calibre por carrera es de 84,5 x 92,8 mm; mientras que la relación peso/potencia resulta en 2.39 kg/CV. Asimismo, tiene un control de emisiones Euro 6 – LEV 2.

-Suspensiones en equilibrio

Este bólido podría despegar.

Para mayor superdeportividad, la arquitectura de sus suspensiones forma cuadriláteros superpuestos que garantizan equilibrio perfecto y prestaciones deportivas. Por otro lado, en la de clase estándar, se une un sistema de amortiguadores magnetorreológicos, que adaptan las características de amortiguación de manera instantánea. Todo ello, a partir de tres factores: la modalidad elegida para conducirlo, la forma de manejar del conductor y las condiciones de la carretera -hoyos, desniveles, montículos, etc-.

Aquí te dejamos un video de su lanzamiento el año pasado:

lamborghini.com