5 formas de maridar tu whisky favorito

Que tu próxima experiencia al paladear un buen whisky, sea aún mejor. ¡Toma nota!

Tomar whisky puede conllevar un ritual para los más experimentados; sin embargo, no hay reglas absolutas para beberlo, puedes hacerlo en las rocas, neat o en algún coctel, todo depende de tu paladar y la manera en la que te guste saborearlo.

PUBLICIDAD

Relacionada: Te presentamos al mayor coleccionista de botellas de whisky de México

Para todo ello, existe un punto que interesa a muchos -pues no saben cómo hacerlo- y que aquí queremos enseñarte: buenas formas de maridarlo, un verdadero arte. Así, la próxima vez que tomes un trago de este destilado, el sabor será más extraordinario, acompañado de las comidas o los habanos que enaltecen sus notas al paladearlo.

Con carnes

Pinterest

Consejo: El venado y el cerdo en salsa barbecue o de manzana funcionan perfecto.

Para aquellos cuyo sabor es intenso, con toques amaderados, se recomienda parearlos con carnes al carbón o a la parrilla, pues éstas enaltecen todos sus repiques. Asimismo, las salsas fuertes como las que llevan especias o la mostaza Dijon, son un complemente perfecto, tanto para la bebida, como para el corte.

El secreto de esto reside en no matar los sabores de ninguno de los dos; sino que se complementen, por ello, mientras más complejo sea el whisky, menos complejo debe ser el platillo -pero no con menos sabores-, y viceversa.

Con chocolate

youtube

¿Quién dijo que no se podía tomar acompañado de chocolate?

Un buen maridaje entre whisky y chocolate puede traducirse en una experiencia gourmet magnífica. El problema es que no es una combinación sencilla de lograrse, por ello, te recomendamos ser cuidadoso con tus elecciones. Puedes hacer que sea una mezcla que se complemente o que contraste.

Aquí nuestro tip: Elige un chocolate amargo y acompáñalo con un Glenfiddich 21 años -el sabor será inigualable, gracias a su añejamiento en barricas de ron caribeño-, u opta por una barra con vainilla, almendras o tofee y paréalo con tu etiqueta favorita -escoge una cuyo sabor predominante ahumado o muy especiado-.

Relacionada: Louis Vuitton crea el smartwatch más caro de su categoría

Con puros

Todo un ritual gustativo.

La creencia dice que un puro o un habano como mejor se complementa es con un gran ron. Sí, es un gran maridaje; más no es el único. Hacerlo con tu etiqueta de destilado escocés puede ser aún mejor. ¿Por qué? Por su sabor penetrante, amaderado y especiado. Todo ello puede hacer que los repiques de tu habano favorito combinen a la perfección con las notas del whisky que se perciben en el paladar.

Tip RRMX: Opta por un habano Cohiba Behike 56 y un The Macallan Double Cask, serán los mejores compañeros.

Comida mexicana

Pinterest

Un buen pollo con mole.

La extravagancia y el uso de diferentes especies e ingredientes pesados hacen que la comida mexicana -aunque no lo creas- sea una gran compañera para esta bebida. El secreto reside en elegir una etiqueta más ligera o un single malt. Puedes optar por un buen mole o unas carnitas, para crear la mezcla perfecta. Acuérdate que la maravilla del whisky es su gran versatilidad.

Con quesos maduros

Una excelente opción.

Aquellos whiskies más intensos, pueden ser combinados con quesos fuertes como Roqefort o Camembert, acompañados de un pan campesino o especiado. Una recomendación acertada, es agregar tu mermelada frutal favorita o algunas gotas de aceite de oliva.