No es una lancha, ni un catamarán o una hidroala es, Kormaran 7

El juguete más preciado por los apasionados de la navegación ya es una realidad.

Durante el Monaco Yacht Show 2016 la firma australiana Kormaran cumplió su propósito impuesto desde su creación, ofrecer un producto que engloba un diseño de alta calidad, precisión absoluta en cada detalle y alta tecnología, al mismo tiempo que respeta la naturaleza y el ecosistema marino.

PUBLICIDAD

Después de trabajar varios años en el prototipo adecuado, este año vio la luz Kormaran 7. Una embarcación que engloba lo mejor de una lancha, un catamarán, una hidroala, un monegasco y un trimarán.

La esencia del K7 es su transformación y capacidad de adecuarse a cada situación que su propietario requiera. Una embarcación -hasta ahora inigualada- que combina comodidad, seguridad, potencia y elegancia.

Dividida en cuatro secciones por la firma, Driving, Gliding, Flying y Breath taking; cada una convierte a esta embarcación en algo jamás visto en el mercado. Driving, por ejemplo, es la modalidad de conducción estándar en modo catamarán y utiliza dos motores de casco, lo que genera la sensación de manejar un súper deportivo cabrio en el que se combina la agilidad y estabilidad del propio catamarán.

 

En Gliding y a baja velocidad, la embarcación se activa en modo trimarán, transformando al Kormaran en una pieza exclusiva para contemplar el hermoso paisaje a través de un deslizamiento con elegancia y suavidad que permite lograr mayor estabilidad. El ajuste de altura permitirá a su propietario evitar las olas y el casco o la plataforma será perfecto para navegar en aguas poco profundas.

Relacionadas: Lo mejor del Monaco Yacht Show 2016

Con la opción Flying, la embarcación usa el sistema hidrodinámica opcional que posee un tercer motor central y que proporciona gran potencia que lleva al K7 a volar a un metro del nivel del mar, proporcionando una sensación como si se estuviera en un avión. En la noche, además, el diseño especial de luz hace que el Kormarán se convierta en un cometa.

Por último, la opción Breath taking haría las delicias del agente 007. Al abrir la plataforma, las puertas se convierten en una especie de ala de mariposa con estribos, perfecta para broncearse, bucear, nadar y, sobre todo, divertirse mucho.

En cuanto a sus características técnicas, Kormaran 7 alcanza los 38 nudos de velocidad con la ayuda de 493 hp de propulsión jet y un motor de 500 Cv. Tiene siete metros de largo  y la manga oscila entre 1,5 y 3,5 metros. Además, es ecofriendly ya que el uso de las alas retráctiles logra una resistencia del agua en un 80% lo que se traduce en mayor velocidad, pero menor consumo de energía y escaso impacto ambiental.

kormaran.com