Probamos los exclusivos Michael Kors Access

Bradshaw está pensado para ella y Dylan para él.

El nuevo reloj inteligente de Michael Kors llegó a nuestras manos en dos modelos diferentes: Bradshaw y Dylan; y durante dos semanas pudimos comprobar que ambas piezas son mucho más que dos relojes bonitos apadrinados por el equipo de Fossil.

PUBLICIDAD

Perfectos para los fashionistas que no se quieren perder el avance tecnológico, Bradshaw está pensado para ella y Dylan para él. Diferencias que sólo se hacen notar en la esfera, -el de él mide 46 mm y el de ella 44.5 mm-, y en el grosor ya que Bradshaw es más delgadito con 13 mm, frente a los 14 mm de Dylan.

Relacionadas: Tienes que conocer el nuevo smartwatch de Michael Kors 

Ambos poseen una resistencia al agua de 1 ATM, una pantalla de display touchscreen de 320 x 290 pixeles TFT LCD, speaker, micrófono y un procesador Qualcomm Snapdragon 2100 SoC. Sus baterías pueden llegar a durar hasta dos días y se recargan en un 80% en sólo dos horas. Además, ambos tienen un almacenamiento interno de 4 GB.

La diferencia reside más en el diseño. Bradshaw está hecho en acero inoxidable en oro, oro rosa, plateado y negro, mientras que la correa de Dylan es de silicona y se puede elegir en negra, blanca, azul y roja.

Relacionadas: Michel Kors presenta su nuevo smartwatch 

Quizás no son los relojes más avanzados tecnológicamente hablando, pero su diseño es una gran apuesta dentro del mundo de la moda y pronto sus aplicaciones estarán a la altura de las firmas que se dedican única y exclusivamente a temas tecnológicos. El precio de cada pieza ronda los 350 dólares.

michaelkors.com