Nacida para hacer whiskey, Jack Daniel’s es la mejor destilería del mundo

Whiskeys, hay muchos; Jack Daniel´s, solo uno: el mejor.

La historia está escrita con la determinación de grandes hombres y mujeres, quienes llenos de valor, logran actos dignos de reconocerse y cambiar el rumbo de la humanidad. En 1866, mientras Alfred Nobel inventaba la dinamita, Julio Verne publicaba “De la Tierra a la Luna” y nacía el primer presidente chino Sun Yat-sen, hubo un gran hombre que transformó la narrativa dentro del mundo del whiskey: Mr. Jack.

PUBLICIDAD

Nacido en 1848 en Lynchburg, Tennessee, Jasper Newton Daniel, conocido por sus amigos como ‘Mr. Jack’, hizo de la independencia su filosofía de vida. Desde temprana edad, estaba decidido a forjar su propio camino y triunfar. El destino lo encontró con Dan Call, un hombre que dirigía la tienda licorera general de Lynchburg y una pequeña destilería que había heredado; fue entonces cuando la atención de Mr. Jack se dirigió al rubro de dicho destilado. A la corta edad de 13, compró la propiedad de Call  y convirtió el hacer whiskey en su gran pasión y  trabajo de por vida.

150 años de historia en la cima.

Así,  Jack Daniel’s, fundada en la pequeña cuidad que destaca por la abundancia de agua libre de hierro que fluye naturalmente desde el manantial de Cave Spring, fue y es hoy, 150 años después de su creación –celebrados este año–, la indudable cabeza del Tennessee whiskey. Es un hecho que solo existe una manera de hacer esta bebida.

Desde el primer día, su creador perfeccionó cada parte del proceso artesanal para hacer whiskey, siempre guiado con una sola filosofía: ‘Cada día que lo hagamos, lo haremos lo mejor posible’.

Born to make whiskey.

En la actualidad, todos los destilados de la marca se elaboran de la misma forma, a partir del proceso original que estableció su fundador: fabrican su propio carbón de maple, elaboran sus propias barricas y usan su técnica de filtrado “Charcoal Mellowing”, en el que el whiskey pasa gota a gota a través de tres metros de carbón de maple. Finalmente, la maduración se lleva a cabo al propio ritmo de la bebida, sin reglas ni calendarios: “Está listo cuando está listo”, todo ello para darle el sabor, el color y el aroma que conocemos.

 Conoce el proceso de elaboración

Whiskeys, hay muchos; Jack Daniel´s, solo uno: el mejor. Para definir su carácter artesanal, las barricas se ensamblan a mano  con roble blanco americano, lo que le da un sabor dulce, tono ámbar y aroma exclusivo.

Cada barrica es escogida a mano.

El agua de manantial es el principio de todo. Cada gota debe se ser perfecta y pura, sin ningún residuo. Durante su proceso, para que se pueda llamar Tennessee whiskey, el carbón de maple debe usarse para eliminar las impureza y perfeccionar su estado. Una vez en barriles, cada espirituoso madura a su propio ritmo. Solamente una destilería con una trayectoria tan larga como la de ésta, puede decir que `ha nacido para hacer el mejor whiskey del mundo´.

Está listo, cuando está listo.

#BornToMakeWhiskey

jackdaniels.com