MB&F M.A.D. Gallery presenta Robotyp

La exposición se centra en esculturas de robots creadas por el artista suizo Hervé Stadelmann.

MB&F M.A.D. Gallery, la exclusiva galería de una de las marcas más independientes y con mayor arraigo de la cultura Swiss Made en Alta Relojería, expondrá Robotyp, una muestra de esculturas de robots, creadas por el artista suizo Hervé Stadelmann.

PUBLICIDAD

La colorida colección consta de 16 esculturas  robóticas enumeradas y mezclan el talento en diseño gráfico de Stadelmann con su vasta experiencia en el campo de la hojalatería. La apariencia de cada modelo en exhibición es muy diferente, cada uno con un diseño que buscara resaltar una personalidad inconfundible entre cada modelo, incluso una esencia heroica.

Robotyp fue desarrollado en su estudio en La Chaux de-Fonds, en el corazón del país más relojero del mundo, cada composición es única y comprende de una arquitectura artesanal compleja, con dobleces de metal con un estilo totalmente inspirado en la traición origami.

Ensamblar una pieza de estas, con 70 centímetros de alto y 40 de ancho (en promedio), requería por lo menos dos metros cuadrados de metal laminado y más de 80 horas de trabajo en el taller. La materia prima de los robots fue adquirida por el artista en sus diferentes viajes por la ciudad. Utilizó artículos usados, desde teteras, bandejas de servicio y cajas de galleta, hasta señalizaciones viales en las calles de Ginebra.

Maximilian Büsser, fundador de MB&F, es un apasionado de la ciencia ficción, la robótica, las fantasías espaciales y futuristas, por lo que seguramente es un sueño hecho realidad para él poder presentar este tipo de exhibiciones en la MB&F M.A.D. Gallery y alimentará su creatividad para seguir en busca de romper paradigmas en Alta Relojería con sus artefactos, siempre innovadores y muy llamativos.

M.A.D. Gallery es un recinto exclusivo para el arte, con un toque de elegancia. Existen únicamente tres en el mundo: Taipei, Ginebra y Dubai.

Revisa algunos diseños sci-fi de MB&F: Astrograph, el bolígrafo que apunta hacia la luna y LM Perpetual, el cronógrafo que cambió los calendarios perpetuos por siempre.