Louis XIII de Rémy Martin Le Jeroboam es el regalo perfecto

Una selección de Richard Carleton Hacker.

Durante las últimas cuatro décadas, la mayoría de los productores destacados de licores han permitido que las tendencias fugaces de consumo guíen a sus ofertas. Sin embargo, una insignia notablemente resistente a lo largo de este torbellino de marketing ha sido Louis XIII con su Grande Champagne Cognac de Rémy Martin que comprende a tantos como 1,200 diferentes eaux-de-vie de ese rango de edad entre 40 y 100 años.

PUBLICIDAD

Este sublime digestivo no ha cambiado desde 1874, cuando Paul-Emile Rémy Martin registró el nombre de Louis XIII. Sin embargo, en 1997 la marca hizo una variación en su curso—no en cuanto a su mezcla de coñac, pero sí en el embotellado. Ese año, Louis XIII introdujo una versión de 1.5 litros de su decantador distintivo, diseñado después de una botella de la Batalla de Jarnac del siglo XVI.

En 2011 la casa se alejó aún más de la tradición con la creación de Louis XIII Le Jeroboam, una edición limitada de sólo 100 decantadores de 3 litros lanzada por Cristal de Sèvres (en lugar de Baccarat) y entregado con un libro de colección, un certificado de autenticidad y notas de la cata del entonces maestro Pierrette Trichet, además de una pipeta de degustación y cuatro copas de cristal diseñadas por Christophe Pillet. Sólo que ahora son estos Jeroboams numerados individualmente —y originalmente subastados a un precio de oferta sugerido de  22.800 dólares cada uno—a quienes le hace la segunda un hermano de tamaño supersize.

Después de su presentación en Harrods en Londres, el Louis XIII Le Mathusalem saldrá a la venta en noviembre, estableciendo un nuevo precedente en la historia de este legendario coñac.

“La marca hizo una variación de su curso —no en cuanto a su mezcla de coñac, pero sí en el embotellado.”

louisxiii-cognac.com