Los mejores destinos para pasar Navidad

No, no incluímos en nuestra lista los lugares más conocidos. Descubre estas ciudades que viven las fiestas decembrinas inundadas de espíritu navideño.

Es común que la gente piense inmediatamente en Nueva York, París o Londres cuando hablamos de las ciudades más reconocidas por su espíritu navideño. Y sí, cuando llegan las fechas, las calles se llenan de turistas dispuestos a disfrutar los mejor de las fiestas decembrinas. Sin embargo, existen cientos de destinos cuya relación con la Navidad es igual o mayor que la de los lugares populares.

PUBLICIDAD

Aquí te dejamos cinco ciudades que debes considerar para vacacionar rodeado de felicidad y paz en diciembre.

Alsacia, Francia

¡Sacado de cuento!

Una de las regiones más pintorescas de dicho país, es un paraíso que funge como la capital de la Navidad. Se convierte en la ubicación de cuento, con casas que parecen de jengibre, aceras completamente vestidas de blanco, focos que abrazan los árboles y casas, y colores navideños que inundan cada esquina.

Mejor que vivir las fiestas en una ciudad ajetreada, es tranquilo y la gente cálida. Nada como entrar a la cafetería de la esquina, quitarte el abrigo y disfrutar un extraordinario chocolate caliente hecho en casa. ¡Sabe a Navidad!

Quebec, Canadá

Vive en Quebec la temporada más feliz del año.

El lugar ideal para disfrutar durante esta época. En la aldea navideña, el Vieux Port se transforma en el mercado de productores más espectacular, con 100 puestos navideños que ofrecen vinos, alimentos y artículos para regalar, todos producidos a mano por los artesanos de la provincia, como jarabe y mantequilla de arce, tejidos de lana, juguetes, piezas de cerámica, pinturas y licores.

Las calles, las colinas y los edificios históricos se visten de rojo y blanco para exteriorizar el verdadero sentir de la Navidad. Es común ver a citadinos y turistas pasear vestidos como de película, dentro del ambiente más festivo de Norteamérica, que incorpora tradicionales adornos locales que incluyen arándanos frescos, bayas, pinos, plumas, hojas de perenne, copos de nieve, esferas y estrellas.

Algunos de los platillos típicos de la temporada, servidos en los mejores restaurantes, son gallina con calabaza, nabos, patatas, empanadas y pudín de ciruela.

Salzburgo, Austria

Todo en Austria es una feliz Navidad.

Disfruta las montañas cubiertas de nieve, la arquitectura barroca, las ferias navideñas clásicas, y siéntete como en el paraíso decembrino. Lo más sorprendente de la ciudad es el espíritu que, además de celebrar lo tradicional, alude al krampus, una bestia alpina enemiga de Papá Noel, con gente que pasea por las calles disfrazada de él; e incluso, a través de la Carrera de Krampus que se realiza en diciembre 21.

Aquí se compuso “Noche de Paz”, el himno popular que se tocó por primera vez en víspera de Navidad en Oberdorf -1918-.

También lee: Los aparadores navideños más espectaculares de la Gran Manzana

Reykjavik, Islandia

No podemos pensar en algo más maravilloso que disfrutar estos cielos.

Andar por las calles de Reykjavik es como pasear por un cuento de hadas con sus calles llenas de colores. Su encanto radica en pasear por el puerto, ver el ambiente navideño, hacer compras o tomar algo en sus cafés y restaurantes.

Además de contar con todo el espíritu festivo que hemos mencionado en los destinos anteriores, tiene un atractivo como ningún otro: las auroras boreales. Guiado por profesionales, puedes emprender el viaje para avistar el fenómeno más maravilloso de la naturaleza. No hay mejor manera de cerrar el año.

Bratislava, Eslovaquia

No olvides tomar una cidra en tu visita.

El casco histórico del lugar parece el escenario de un cuento navideño. El laberinto de calles empedradas y plazas con el castillo que preside en lo alto de las colinas, es como un villancico encarnado. Las cafeterías se dan la tarea de servir los mejores pastillas de Navidad, mientras que la Plaza Mayor oferta productos decembrinos.

La gente vive el espíritu rodeada de pinos nevados, focos en las calles, pesebres y estrellas de Belén. El Gran Hotel River Park es un lugar que no puedes dejar de visitar, pues los ornamentos que lo iluminan son iguales a los de un cuento de Charles Dickens.