Las alfombras mágicas de The Rug Company

Creativo, atrevido, y profundo amante de los colores, Jonathan Saunders, diseñador y Director Creativo de Diane von Furstenberg, se une a The Rug Company en una brillante colaboración que en cada patrón y tejido, desborda magia.

La vena creativa de Jonathan se desarrolló desde temprana edad, a los 9 años para ser exactos, cuando recuerda que hizo su primer mueble. “Siempre buscaba dónde meter las manos y mezclar colores”, comenta Jonathan, quien finalmente decidió estudiar Arte, y después especializarse en Diseño. La fascinación detrás de la expresión de cada individuo fue el motor que lo llevó a darle este enfoque creativo a su carrera, pues las texturas, impresiones y formas, siempre llamaron su atención. “Estudiar en Central Saint Martins fue una experiencia increíble en la cual me llevaron a conocer mis propios límites, y a encontrar mi propia identidad y punto de vista. En adelante, intenté tener eso en mente en mi trabajo”, agrega el diseñador nacido en Glasgow.

PUBLICIDAD

Un hombre decidido y visionario.

La relación entre Jonathan y The Rug Company inició hace cuatro años, cuando Christopher y Suzanne Sharp, fundadores de la marca, lo visitaron en su estudio para pedirle una colaboración. Jonathan ya conocía muy bien la marca, principalmente por sus valores y la importancia que le daban a la artesanía. Esta sinergia se dio casi de manera perfecta, pues le permitió a Jonathan ser completamente expresivo, en una colaboración única de cojines y alfombras, con el sello de Jonathan, amante de lo gráfico, del color y de mezclar éstos dos de maneras imaginativas.

Jonathan, quien bromea diciendo que produce colecciones nuevas cada dos minutos, tuvo antes que diseñar su propia línea de moda (2003), trabajar con grandes marcas (Alexander McQueen, Chloé, Pucci, entre otros), ganar varios reconocimientos (en 2005 Diseñador Escocés del Año, Scottish Style Awards; en 2006 Diseñador del Año, Scottish Fashion Awards; en 2008 Diseñador del Año, Elle Style Awards), para llegar a uno de los puntos más emocionantes de su carrera: lanzar su propia colección de diseño interior y mobiliario, que será lanzada a mediados del año entrante.

El proceso de creación de esta colección con The Rug Company, conformada por las alfombras Herringbone, Nouveau, Hutton y Harrington, fue muy largo, explica Jonathan, quien trabajó a distancia para la elaboración de cada pieza, pues los artesanos y tejedores se encontraban en otro país. “Al no estar físicamente presente en el proceso de creación, lo más emocionante fue cuando vi mi trabajo y el del resto del equipo reunido”, describe Jonathan.

Los tapetes de The Rug Company son creados por artesanos en Nepal, con lana del Himalaya. Como diseñador, la postura de Jonathan es tajante: “El proceso de diseño, sea a mano o industrializado, es algo para celebrar. La artesanía puede ser industrial Y manual. Mientras más artesanal sea el desarrollo, es más elaborado, detallado y requiere de más tiempo para hacerse. Es increíblemente inspirador el proceso y le tengo mucho respeto. Creo que, siempre y cuando el diseño esté bien ejecutado y esté hecho con amor, no importa la escala en la que se realice; el diseño debe darle la importancia que merecen el esfuerzo y artesanía”, concluye Saunders.

Los tapetes de The Rug Company son creados por artesanos en Nepal, con lana del Himalaya

De manera indirecta, México ha inspirado a Jonathan, quien recurre a colores vibrantes, formas excéntricas y diseños emocionantes en sus creaciones. “El color siempre ha sido una inspiración para mi, así como la artesanía de México. Barragán es un gran ejemplo de algo que es sólido, permanente, y que se siente costoso, al tiempo que también usa colores brillantes. La gente tiende a invertir en objetos que se sienten atemporales, como un saco negro. Simplemente porque piensan que si van a hacer un gasto en una prenda, prefieren que sea una que puedan usar siempre”, comenta Saunders. Sin embargo, esta tendencia a la expresión individual claramente está cambiando el mundo del diseño. “Siento que mucha gente tiene miedo a ser mas expresiva, pero en México, una sociedad que abraza el color y el optimismo como parte de su cultura, es diferente”, comenta. Con infinitas similitudes entre el trabajo de Jonathan Saunders, y la cultura mexicana, pensar en una colaboración inspirada en México se siente como algo orgánico. Y así lo confirma Jonathan: “No puedo esperar para explorar más este país y la Ciudad de México. ¿Quién sabe?, probablemente las próximas colecciones tengan un aire mexicano”.

therugcompany.com