Glen Grant, la historia de un gran whisky

Robin Coupar nos narra los secretos de la destilería más famosa de Escocia.

Fundada en 1840 por los hermanos James y John Grant, la destilería Glen Grant surgió a orillas del río Spey en el pueblo de Rothes. Una zona con larga tradición en cuanto a la producción de wishky.

PUBLICIDAD

32 años más tarde, y con ambos hermanos muertos. El heredero y joven James ‘The Mayor’ Grant, atraído por el fascinante mundo del whisky decidió cambiar el sistema de producción instaurado por sus antecesores para mejorar la bebida, logrando así convertirse en un digno heredero de la familia Glen Grant.

“Todo buen wihsky tiene que tener tres cosas: una buena presentación, un buen líquido y una buena historia. Glen Grant tiene las tres”, afirma Robin Coupar, embajador global de la marca.

Coupar señala que el proceso realizado por Grant permitía elegir los vapores por lo que se lograba un sabor y un estilo más finos. “Algo que no ha cambiando en 140 años”, aclara. Aunado a esto, alrededor de 1880, una plaga destruyó el 90 por ciento de las viñas en Europa por lo que la clase media y alta de Inglaterra que acostumbraba a consumir cognac se vio obligada a redescubrir el whisky. “Los ingleses consideraban al whisky escocés como una bebida inferior, pero la familia Glen Grant logró con un producto de la más alta calidad, que esta idea fuera erradicada”, afirma el experto.

Relacionadas: Glenfiddich 21 años es el whisky más perfecto que hay

Casi un siglo y medio después, la firma se ha consolidado como uno de los mejores whiskeys del mundo y prueba de ello es que Jim Murray –el periodista, crítico de whisky y creador de la ‘Biblia del Whisky’– ha elegido la etiqueta de 10 años como su bebida preferida desde 2013 hasta la fecha.

“Nuestro whisky es 100% malta y su color es claro porque jamás hemos utilizado colorantes para oscurecerlo. Estamos muy orgullosos de este color y creo que comunica el estilo de nuestro whisky porque es suave, y delicado, pero, a su vez, también es elegante”, afirma Robin Coupar.

En México acaban de presentar las etiquetas de 12 y 18 años. Para sorpresa de la familia Glen Grant, el whisky de 18 años fue elegido por Murray como su whisky preferido en el mundo. “No nos lo esperábamos. Fue una grata sorpresa, pero lo cierto es que el trabajo que hay detrás de esta botella se ha visto recompensado.”

El Master Distiller Dennis Malcolm está detrás de este logro. Nació en la misma casa destilera en 1971 y desde los 15 años inició su carrera haciendo los barriles. Para esta gama premium ha utilizado dos tipos de barriles, uno americano que le da ese toque a vainilla, mantequilla, coco y cítricos para después utilizar barricas de jerez que lo envuelven con frutos secos y notas tostadas.

Cualquiera de las tres etiquetas ya se encuentran a la venta en tiendas departamentales o en lugares especializados.

glengrant.com