Celebra dos veces el Año Nuevo

Vuela desde Sydney a Los Angeles en el jet privado más rápido del mundo.

Desde 2015 la compañía Privatefly permite a sus clientes darle dos veces la bienvenida al Año Nuevo en una sola noche.

PUBLICIDAD

Esta anodina experiencia es posible gracias a que el jet privado más rápido del mundo volará desde Sydney hasta Los Angeles ya que entre una y otra ciudad hay 19 horas de diferencia y el jet tarda 12 horas en recorrer la distancia que separa a las dos urbes.

El avión tiene una capacidad para 18 personas y en total del viaje de ida para todos es de 191 mil dólares. Lo que se traduce en que cada pasajero debe aportar 10 mil 600 dólares.

La aventura comienza en Sydney a las 20 horas en uno de los clubes más exclusivos de la ciudad y que cuentan con una increíble terraza que te permitirá disfrutar de todo el espectáculo de fuegos artificiales, el Marquee Sydney. Aunque si prefieres algo más íntimo, también podrás cenar en Quay, un lugar que ofrece un excelente menú y espectaculares vistas al puerto.

Relacionadas: Vive un Año Nuevo inolvidable en Nueva York – Lee la nota completa

 

A las doce podrás darle la bienvenida al Año Nuevo y disfrutar de la fiesta hasta la una ya que te estará esperando un auto para conducirte al aeropuerto Kingsford Smith. Una hora más tarde emprenderás tu viaje hacia Los Angeles en un Gulfstream G650ER.La aeronave es mundialmente famosa por ser la más rápida en el mundo de los jet privados.

Durante las 12 horas de vuelo, los participantes podrán seguir con su celebración al estilo VIP gracias a un sistema ultramoderno de entretenimiento, vinos de la más alta calidad, champagne y un catering hecho a la medida que será ofrecido por una auxiliar de vuelo personal.


Aunque si prefieres descansar un poco, también podrás hacerlo.La espaciosa cabina ofrece gran confort y tiene opción de cama doble y baño con ducha digital; además, cuenta con un clóset y un tocador y tanto la luz como la temperatura ambiente pueden ser controlados. La cabina se completa con asientos ergonómicos que se reclinan completamente y giran.

Relacionadas: Disfruta de Nueva York con The Peninsula


El jet aterrizará en el aeropuerto Van Nuys a las siete de la tarde hora Los Angeles por lo que todavía tendrás mucho tiempo para refrescarte y prepararte para la siguiente fiesta. En LA podrás brindar nuevamente por el Año Nuevo en el club Sofitel Beverly Hills o cenar en uno de los restaurantes más afamados de la ciudad, el Spago. Reconocido por su espectacular menú y su extensa bodega.

privatefly.com