El arte del diseño joyero de Lauren Adriana

Cada una de las creaciones de la diseñadora es única, incluso el estuche en el que vienen las joyas.

Es por decisión propia el que Lauren Adriana  no tenga un estilo uniforme. “Me gusta la libertad de crear algo nuevo todas las veces”, dice la diseñadora británica de 30 años de edad, cuyas piezas únicas-en-su-tipo comparten muy poco (o nada) en común más allá del uso audaz que ella hace con el color y las proporciones inesperadas. “Una vez que ya he hecho algo”, añade, “deseo seguir adelante y explorar nuevos conceptos.”

PUBLICIDAD

El espíritu explorador de Adriana y de considerable ingenio han hecho rápidamente que sus piezas sean objetos de deseo y obras de colección en su natal Londres, y en Nueva York en donde se venden exclusivamente en Fred Leighton. Sus creaciones más recientes (en sentido horario desde el extremo izquierdo, en la foto destacada) incluyen sus aretes Cascade Fringe con diamantes y circones azules; los aretes Sunrise con turmalinas rosas y espinelas; el anillo Quatrefoil con granate, espinelas, perlas naturales y diamantes de Malaya; y el anillo Starburst con diamantes amarillos y blancos.

El interés de la diseñadora en las piedras preciosas se remonta a su infancia, y años posteriores ella lanzó su colección homónima tras graduarse con su título de diseñadora de joyas por la prestigiosa universidad Central Saint Martins de Londres. Adriana comienza cada pieza con una serie de bocetos y luego trabaja codo con codo con los artesanos especializados en Ginebra y Londres para ejecutar sus complejas construcciones. Su estilo experimental significa que algunas piezas tardan varios meses en completarse, por lo que en un año se crean sólo alrededor de 20 diseños. Los trabajos finales se presentan en un alhajero hecho a la medida.

(laurenadriana .com)

Por: Jill Newman