Alfa Romeo ya tiene escuela de pilotos

Clientes e invitados especiales convivieron con toda la gama Alfa Romeo en condiciones de alto desempeño deportivo en pista.

Los participantes listos para un día lleno de sorpresas. / Foto: Marco Vinicio

Cinco años después de que Alfa Romeo llegase a México de la mano del Grupo FCA México, la firma italiana celebró la primera edición de su escuela de pilotos. En ella, clientes e invitados especiales de la marca convivieron con toda la gama Alfa Romeo en condiciones de alto desempeño deportivo en pista.

PUBLICIDAD

El lugar para tan divertido evento fue Off Road México, un centro de capacitación automovilística a las afueras de Ciudad de México. Durante todo el día los participantes pudieron conocer y manejar las versiones Veloce de Alfa Romeo MiTo y Alfa Romeo Giulietta, así como el superdeportivo biplaza Alfa Romeo 4C.

La primera enseñanza consistió en cómo sentarse de manera adecuada en un auto y a qué altura y distancia de nuestros brazos debe estar el volante. Tips que parecen muy sencillos, pero que puestos en práctica mejoran notablemente la conducción.

Una vez que esto quedó claro, llegó el momento de aprender a frenar de manera agresiva para conocer la respuesta del auto. Perdido el miedo y sabiendo que la respuesta de un Alfa Romeo es envidiable, llegó el momento de practicar cómo frenar y acelerar en curvas cerradas.

Después llegó la prueba del slalom que consistía en tomar lo más rápido posibles curvas a la izquierda y derecha en zigzag. La prueba era de velocidad y ritmo. La idea consistía en que los conductores se dieran cuenta de que si se abren mucho en una curva tendrán más trayectoria que recorrer por lo que serán más lentos. Lo ideal es hacer movimientos suaves y ajustados.

Al terminar la prueba fue momento de recibir una clase teórica sobre el mundo de las llantas. Algo que parece muy básico, pero que es crucial para la seguridad de un conductor. Después de la clase llegó la prueba más divertida ya que consistía en hacer un trompo con el superdeportivo biplaza Alfa Romeo 4C. La prueba sirvió –además de para vivir una experiencia al límite– conocer los sistemas de seguridad que poseen los Alfa Romeo.

Relacionadas: Alfa Romeo Stelvio: la conquista italiana del SUV

Una vez finalizadas todas las pruebas se llevó a cabo la carrera final. En ella todos los participantes tenían que demostrar las habilidades aprendidas durante todo el día en un circuito diseñado por el equipo de Off Road México, los pilotos que hicieron el recorrido en el menor tiempo posible fueron recompensados con sendos regalos. En primer lugar se llevó como trofeo un reloj Eberhard. Para el segundo, Robb Report le entregó al piloto una experiencia gastronómica.

La primera edición de la Escuela de Pilotos Alfa Romeo en México no fue sólo todo un éxito sino que fue la primera en toda Latinoamérica. Ahora, sólo queda esperar a la siguiente edición.

alfaromeo.mx